PARAISO

Por Benjamin.J.Green
Enviado el 28/07/2013, clasificado en Varios / otros
471 visitas

Marcar como favorito

Esta vez,estoy rodeado de un lago de fuego,siento y huelo

como mi carne se va quemando poco a poco,mientras mis

aullidos suenan agudos y desgarradores

Los seres que me rodean,inmunes al fuego,me torturan

con hierros candentes y clavan sus garras en mi estomago,

hasta sacar de el mis intestinos,que a medida que caen

al suelo,sirven de banquete a las alimañas.

Arrancan la piel de mi cuerpo,para dársela de comer a los

buitres solícitos y hambrientos,negros pájaros ansiosos de

carne muerta y podrida.

Me han vaciado un ojo con una garra,cortado las orejas y 

la nariz y uno de ellos las lleva colgadas del cuello,como si

fueran trofeos.

No soy mas que una masa de carne roja,palpitante y sangrante,

cuando me dan unas friegas con guantes de crin y sal,lo que

me lleva a la dulce locura del dolor extremo.

Un perro me ha privado de mi virilidad y de uno de mis testículos

de un bocado,con el ojo que me queda veo como mastica y 

traga el apéndice,que en este lugar me sobra.

La sangre corre por mis muslos,como un riachuelo rojo,pegajoso

y tibio,a la par que mi placer enfermo y torcido.

Siento como me clavan las garras en la espalda,mientras uno tras

otro me sodomizan tumbado sobre un lecho de espinas duras como

el acero,que se clavan en mi carne palpitante y desgarrada,en cada

embestida de sus sexos grandes y duros.

Mi boca sirve de recipiente al licor que sale de sus miembros negros

y deliciosamente rugosos,justo antes de romperme los dientes 

con una gran piedra,que de paso se lleva con ella lo que quedaba

de mis labios.

Cuando siento que los últimos halitos de vida,que aun permanecen en 

este bulto de carne destrozada,que es mi cuerpo,están a punto

de abandonarme,uno de ellos se pone a cortarme la cabeza con

un cuchillo,mientras me sodomiza y se corre en el fondo de mis

entrañas,al separarse la cabeza de mi tronco.

Al contrario de lo que podáis pensar,no muero.

Mi cuerpo se regenerara en unas doce horas,en medio de terribles

dolores y sufrimientos.

Para que vuelva otra vez a comenzar la orgia de sangre y de 

dolor,donde vuelven a destrozarme una y  otra vez,así desde hace muchos

miles de años.

Creo que soy el primer hombre que piso este lugar,sabiendo exactamente

donde querría pasar el resto de la eternidad.......En el Paraíso.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com