DE LA ESCRITURA Y OTROS SABORES

Por Claudia Arbeláez
Enviado el 03/08/2013, clasificado en Reflexiones
240 visitas

Marcar como favorito

Escribir es una forma de reconciliarnos con los quehaceres cotidianos, elevar el espíritu fuera de lo terreno, liberarnos de temores y torpezas; amolar el cuchillo con el que vamos a tajar la vida, como si fuera una rebanada de pan o un pequeño instante de gloria. Escribir es una experiencia de amor.

 

Ser testigo no sólo consiste en ver el paso de lo común, sino también poder intervenir en la recreación de algunos eventos o el disfrute de eso mal llamado trivial y que a veces pasa inadvertido, hasta hacerlo mágico por completo. Ser testigo es dejarse hablar por la hierba que se pisa, las paredes que se tocan, las calles que se recorren, las pieles que se abordan, los recuerdos que se evocan y el agua que refresca las flores cada mañana.

TOMADO DE: A MANERA DE INVITACIÓN


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao