Linda obseción-Aborrecible sonrisa

Por Jesús Pallares
Enviado el 03/08/2013, clasificado en Terror
418 visitas

Marcar como favorito

Esta historia no es una más del montón, no es otra historia más que salió simplemente de la mente de algún enfermo que vive en la internet, esta historia en verdad sucedió; esta historia es real y completamente verídica.

Todo comienza así:

Hace no más de 23 años, en un pequeño pueblo un amable joven se había enamorado de una linda chica, ellosa salían y se divertían, él ya había confesado sus sentimientos, pero ella desconfiaba mucho de las personas, así que decidió esperar algún tiempo antes de darle el tan esperado si al jóven amable.

Él siempre se esmeraba en hacerla sentir única, lo cual provocó que ella se enamorara rotundamente de él, así pasó el tiempo, los dos enamorados lograron casarse. Aquel joven apuesto siempre deseó con mucho anhelo que si primer decediente fuera mujer, cosa que sorprendía mucho, ya que un hombre siempre espera de su primer decendiente que sea varón.

Al año de casarse todo pasó para bien y la mujer quedó embarazada, al joven se convirtió en el hombre más feliz del mundo, y con ansia esperaba la llegada de su primer hija; en verdad deseaba tanto a una mujer, su esposa desconocía la razón, pero ella le aseguró que sería niña la criatura que estaba por llegar.

Él siendo un hombre un tanto desconfiado, buscó la manera de que todo sucediera así, entonces realizó un sin fin de rituales para que así sucediera, para que la criatura que venía, fuera mujer, rituales, hechizos, conjuros, de todo intentó el joven; hasta que el día esperado llegó; Su sorpresa fue que aquella pobre criatura fue un sano y fuerte varón, lo cual lo sumió en una gran tristeza.

La mujer sin ayuda de su esposo decidió quedarse con aquel varón, ya que era su hijo, su primer hijo; el joven acabado, sumido en una depresión diario se iba a embriagar hasta desmayar, pero un día tirado en la calle casi inconsciente una extraña mujer se le acercó; aquella mujer le dijo que ella podría ayudarla con su problema, sólo que debía hacer algunas cosas para que todo saliera a la perfección. Lo invitó a su choza y ahí le contó todo, el hombre se sentía muy feliz pensando que todo saldría bien y que por fin tendría una hija, así que accedió a todo lo que le pidio la mujer.

               Lo único que debía de hacer es darle a su hijo, para poder hacer un ritual con él, pero este ritual involucraba su asesinato; al otro día sin pensarlo habló con su mujer y le dijo lo que había conseguido, ella no quizo acceder a lo que le habían pedido, enfurecida se encerró con su hijo en un cuarto. El joven enseguida trajo a la mujer de la choza a su casa para que le ayudase con la labor, entre los dos pudieron abrir la puerta arrebatarle al pobre niño de los brazos a la mujer que se encontraba llorando a mares, para hacerla callar un sólo golpe bastó para hacerla callar; todavía incosciente de sus ojos brotaban lágrimas de dolor al saber que perdería a su primer hijo.

               Cuando despertó se encontraba amarrada a una columna de la casa, a unos metros de ella se encontraba un pequeño brazito, y un piezito; al ver esto gritó de desesperación, de dolor, de sufrmiento; más adelante estaba su esposo llorando y devorando algo, ella le gritaba muchas cosas, lo insultaba, lo maldecía; él levantó la mirada y se acercó tambaleandose, mientras algo viscoso escurría de su rostro. Al acercarse más a su esposa se podía notar que era algo rojo, que era carne la que devoraba.

                Su mujer le gritaba y preguntaba “¿Qué pasó con mi hijo? ¡Quiero verlo, lo quiero!” él al escuchar esto, le lanzó algo, ese algo era un pedazo de torzo de un pequeño humano, y al hacer esto, le dijo “Ahí está tu hijo, bueno, sólo una parte de él, tienes que deborarlo para que siempre tengas mujeres, porque un varón no me sirve para nada” Ella gritaba aún más de dolor y desesperación de saber que no puede hacer nada, entonces la mujer se acercó a ella y la oligó a tragarse lo que quedaba de su probe hijo.

               Ella juraba vengarze de él y de aquella mujer, pero no podía hacer nada, ya que siempre se encontraba encadenada, sólo era libra por unos momentos cuando su esposo decidía tener sexo con él, donde la otra siempre en cada acto carnal participaba siempre la otra mujer. Desde la muerte de su hijo, aquella hermosa chica, perdió su vitalidad, perdió su belleza y su vida se convirtió en un infierno.

               Así el tiempo pasó, 3, 4, 7 meses pasaron y ella no quedaba embarazada, su marido se había convertido ya en un hombre completamente diferente, estaba obsecionado con tener una hija, pero al ver su fracaso, golpeaba a su esposa; sus problemas con el alcohol se hicieron más fuertes, y aquella mujer que le aconsejó de asesinar a su hijo, siempre lo drogaba para que tuviera sexo con ella.

               Al borde de la muerte, la bella chica, lloraba y seguía lamentando la muerte de su hijo, dentro de sus lamentos pedía perdón, perdón por no haberlo podido salvar, hasta que murió encadenada, y sola; antes de morir le pareció ver una pequeña silueta de un niño y también alcanzó apreciar un llanto dulce que la tranquilizó aún, antes de morir, muriendo con una sonrisa.

               


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao