Un tropiezo

Por Lena
Enviado el 04/08/2013, clasificado en Microrrelatos
826 visitas

Marcar como favorito

Nada más desagradable que despertarse de ese pseudonoctambulismo nocturno gracias a un golpe en el dedo pequeño del pie. Pongamos que tú eras la mesa, pongamos que la pata era tu pierna y mi dedo era mi dedo. Pongamos que tú querías despertarme esa noche y que no era solo cuestión de mala suerte. Pongamos que tal vez fuese yo la que comenzara golpeándote a ti y no al contrario. Pongamos que fuimos los dos a la vez. 

Lo pongamos como lo pongamos, es desagradable.  


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com