OFRENDAS

Por Claudia Arbeláez
Enviado el 05/08/2013, clasificado en Poesía
364 visitas

Marcar como favorito

 

 

        

Bienvenido a mi morada

         sombra o luz

sonido, voz, piel.

Ven y sígueme.

Sírveme y bébeme

ahora que es posible

dormir bajo el amparo de un nuevo techo.

Tengo un espacio limpio

asienta tu canto en él.

II

 

Hambre de tu piel

tengo hoy

cuando ya nada parece probable.

Tengo sed.

III

El hombre vino hasta mi tumba,

reposó

y al caer la noche

resucitó

de entre mi muerte.

 

IV

 

Te llevaré plegado

en el espíritu de mis recuerdos

por los siglos de los siglos.

Así sea.

V

 

Desearía fundirme

en tu mirada profética y sublime

que me lleva al borde de la demencia

pero aún no puedo descifrar

tus fascinantes misterios

tus vagos pecados;

aún no logro acercarme

al abismo de tu desnudez.

 

 tomado de: DEJACIONES


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com