Triste y amargado

Por Javier Juárez
Enviado el 13/06/2012, clasificado en Drama
1909 visitas

Marcar como favorito

La primera bocanada del primer cigarro de la mañana y el primer humo que se eleva entre los rayos de sol. Lleva más de un año, encerrado en sí mismo, su obsesión, su tristeza y su amargura, le matan constantemente, sin dejarle aprender lo que es la vida, la supervivencia por sobrevivir en este mundo de crisis. Hace poco conoció a una mujer y esta ciego por ella, le mata el amor, le mata el sexo. Con 31 años y aun vive en la casa, su madre le dice, que ya no tiene detalle alguno, que antes si y que era por eso, que si se centra, seguro que todo cambiará, que aprenda cocina, que se fije en la cosas. Él, se mantiene firme en lo suyo, su madre siempre le dice: El día en que aprendas, todo cambiará, todo cambiará. Aun sigo soñando con ser un gran artista, escribir el tiempo entre mis manos, palabras escondidas en un rincón, pero eso es solo un sueño, porque mi hermano me ha dicho, que eso no tiene futuro y si tuviera un trabajo donde ganar algo más de dinero, podría gastarme lo suficiente como para editar un libro, pero que no me haga ilusiones, porque no triunfaré.

 

La última bocanada de mi primer cigarrillo, me levanto de la cama y decido, ser otro, cambiar mi vida. Me suena el teléfono:

 

- Sí-

 

- Soy yo, Imma. ¿Mario?

 

- Si, si-

 

- ¿Te pasa algo? No te veo atento a mí, no me llamas, no me escribes, si te he hecho algo dímelo.-

 

- Nada, nada-

 

- Nada ¿De qué? Yo se que te ocurre algo, seguro que tienes otra mujer.-

 

- Qué no me pasa nada.-

 

- No te pasa nada, no te pasa nada, serás imbécil-

 

- Oye, te lo consiento todo menos que me insultes, que te he dicho que no conozco a nadie.-

 

- ¿Y esa chica llamada, María? Qué te crees que soy tonta.-

 

- Déjalo ya.-

 

- Sí ya lo creo que lo dejaré, ala ahí te quedas con tu María-

 

- Pero……- Ella cuelga y apago mi cigarrillo, liado con fragancias María. Pensaba decirla, que no me encontraba bien, que me he metido en la droga, aunque no fumo mucho, 3 o 4 cigarros al día. Mi madre no lo sabe, la policía me ha pillado traficando y la que fue mi novia me ha dejado, ahora queda suicidarme, cojo la navaja que hay en mi mesita de noche, junto al paquete de cigarrillos María y me corto el cuello. Comienzo a sangrar, hasta que muero.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com