DIJOY RAMISIÓN

Por Miguel Ángel Páez Muñoz
Enviado el 18/08/2013, clasificado en Humor
1144 visitas

Marcar como favorito

                                                    DIJOY RAMISIÓN

 

         El día que Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno de la nación de España, finalmente resignó, los periódicos y agencias de información se quedaron fuera de sitio. Nadie supo dar una razón coherente a cómo un hombre que era  investigado como sospechoso de recibir dinero negro de grandes empresas del boom del ladrillo durante años, así como casi todos sus colaboradores, y que además había sido incapaz de rebajar el humillante nivel de paro del país, había aguantado en la poltrona impasible toda la presión y de repente un buen día, así sin más, anunciaba que se iba. Ni siquiera Pedro J. Ni Wikileaks.

         El sargento que le dio el alto al coche oficial, Martínez, sí sabía algo más. Al Presidente que nos iba a devolver Gibraltar y nuestro orgullo no le ayudó llevar en su portátil encima de sus pantalones grises varios manuales de cómo pilotar aviones comerciales en una carpeta en MIS DOCUMENTOS llamada “Torres Gemelas”. Martínez supo que algo pasaba. Rajoy escondía algo. El tic no era casual.

         Y claro, después de muchas investigaciones con Europol, Espargaró, el FBI, la CIA, el CNI y otras agencias, el ventilador empezó a esparcir la mierda. Muchos entendieron en ese momento el repentino deseo del presidente de desaparecer del mapa.

      Veamos por qué. Presentamos las pruebas del caso Rajoy. Pruebas contrastadas, por cierto. Han sido muchos meses de investigaciones;

 

1.   1-Mariano Rajoy en el momento de su detención portaba un arma cuyas balas se comprobó en balística, ese departamento que todos conocemos, hacen giros extraños en el aire. Posteriores análisis demostraron que la última vez que fue usada ocurrió en Dallas, TX, en 1963. En aquella época, un jovencísimo Marianín desapareció de Galicia (cosa que hace muy a menudo…) y se le vio por la ciudad del sur de EE.UU. con varios comunistas, militares y mafiosos. La conclusión obvia es que asesinó a JFK. Oswald todos sabemos que no lo hizo. Era soso.

2.   2-En su primer interrogatorio el aún presidente preguntó si el motivo de la detención era la corrupción o el asesinato de Dodi Al Fayed, pidiendo perdón por cargarse accidentalmente a Lady Di. Añadió: “Bueno, llevaba un morito en el vientre, y la Reina no podía permitir eso”. Su abogado le chistó para que cerrara la boca.

3.   3-Pruebas de sangre en su chaqueta le vincularon a los crímenes de Atocha, a la matanza de varios etarras y al crimen de la Dalia Negra.

4.   4-Llevaba en un bolsillo interior una copia del MANUAL DEL ANARQUISTA, y las memorias de Alastair Crowley, junto con un pentagrama satánico y una foto de Fraga.

5.   5-Del disco duro de su portátil y llamadas de teléfono se supo que dio la orden al encargado del programa ultrasecreto HAARP de lanzar la onda sísmica que provocó los tsunamis en Tailandia e Indonesia, así como el de Japón. Un twit suyo de la época decía: “A veces surgen buenas oportunidades para reconstruir un país. Japón está ante una de ellas. ¡Felicidades!”.

6.   6-Varios grandes empresarios de la banca, energéticas, y construcción declararon bajo juramento que los despidos, los contratos basura, el robo de recursos españoles, y la programación de las televisiones destinada a generar subnormales eran todo órdenes directas del Presidente. También alegaron que Mariano les urgió a destrozar el Mediterráneo con pisos, pisos, pisos, pisos, y rotondas sin piedad. Su lema al parecer era:   “¿Para qué queremos parecernos a Santorini cuando podemos ser un sucio y asqueroso suburbio de París, O MEJOR, DE MADRID?”

 

Existen partes secretas en el sumario. Como somos españoles, se filtrarán en las próximas semanas. Pero este adelanto explica brevemente algunas de las posibles razones para que el personaje que recientemente se ha declarado a  sí mismo sicópata depredador sexual autor de más de ochenta asesinatos sin esclarecer en EE.UU. y España, además de registrador de la propiedad y presidente del Gobierno, haya decidido dejar su puesto a otro.

Mariano Rajoy, según sus propias palabras, en ningún momento pensó que Bárcenas, el dinero negro a su nombre, o estas cosillas, fueran motivo de dimisión. Quizá fue la suma de tantas otras situaciones no fáciles de explicar.O las tres niñas atadas en el maletero del Audi negro. Definitivamente parece que debía dimitir.

 

Yo por mi parte, pediré su ejecución en plaza pública, una pena de muerte dolorosa y cruel, y antes un poco de tortura vietnamita con ratas y cubos de basura, pero por nada de todo lo expuesto arriba, ni mucho menos. Ya todo esto nos da igual. La pediré por nombrar sucesora a María Dolores de Cospedal como Presidenta del Gobierno de España. Sólo por dejarnos a esa víbora merece eso y más.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com