Melissa...

Por babyloni
Enviado el 20/08/2013, clasificado en Adultos / eróticos
7439 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

"Melisa"

Volteé, y era Salvador. El novio de mi hermana. Iba yo a casa de mi novio Felipe. Pero Salvador me llevó a su casa... allí cerca. Y yo moría por él... desde que mi hermana lo presentó en casa lo deseé. Un chavo bello: rubio y ojos verdeagua, fornido, y abrazaba a Roxana, y ella orgullosa... Esa noche Felipe me hacía el amor en su coche bien delicioso... pero yo pensaba en esos ojos hipnóticos... y ahora me lo topaba en la calle, y por fin me pelaba... me saludó de besito en la mejilla, y su olor me extasió... me mojé nomás de pensar en su piel sobre mi piel... y Salvador sabía que yo estaba perdida de amor y deseo por él. Siempre que iba a la casa me paseaba y contoneaba delante de sus ojos... ¡Oh, sus ojos!... y con mis atuendos más sexys, esos que le paraban la reata a mi galán y sus amigos... pero Salvador parecía inmune a mis encantos... n caía en mi red... y yo desesperaba... mejor lo olvidé... y me daba mis buenos acostones con Felipe , y todos sus amigos, con mis seis primos, el carnicero, el lechero, el calvo y lentudo esposo de la vecina,con Beto, Vicente , Mauro, Celso... una tarde me encontraba una camioneta con siete polis, y les guiñé el ojito... me dieron una cogida grupal en un lote baldío...Bárbara faena la mía esa tarde... y quedé preñada no se de cual, porque al otro día amanecí con ascos... pero una pastilla y listo... a seguir dándole vuelo a la hilacha... Pero así tuviera yo adentro al que fuese siempre pensaba yo en esos ojos verdeagua del novio de mi hermana... y nomás no pdía yo gozar a plenitud... Pera esa tarde todo cambió. Me invitaba un café y... media hora después me arrancaba mi ropita en su cama tibia... decía que me había deseado desde la primera vez que me vió... pero le gustaba hacerme sufrir... y luego siendo yo demasiado piruja... Pero allí en su cama me cogía ya con absoluta dicha y mi vientre lo succionaba... Me cogió tres veces... y luego me pedía que me fuera... por favor... Yo lo miraba extrañada... abierta de piernas en su cama, y su semen me burbujeaba maravilloso en mi sexo... y él se iba de su alcoba repitiendo que ya me fuera... Me vestí pronto... y pasé frente a él que desnudo en su sofá veía la tele: una telenovela en que la protagonista lloriqueaba y la vilana reía a carcajadas desde un balcón... Ni siquiera me miró el cabrón... Solamente oí su voz ya al salir a la calle oscura...

"Y no se te ocurra decir nada de esto. Me voy a casar con tu hermana... ella sí vale la pena... no es una puta como tú"... 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com