HISTORIAS DE GERARDO

Por dapiso
Enviado el 21/08/2013, clasificado en Humor
933 visitas

Marcar como favorito

                                       HISTORIAS DE GERARDO

 

Esta era la historia y el problema que tenía un señor llamado Mateo por encontrar donde dar de comer a su amigo Gerardo, hombre de infatigable hambre, que tras preguntar a su compañera sentimental si sería buena idea que le hiciese ella hoy la comida y decir ella: la verdad Mateo, preferiría más dar de comer a un regimiento.

 Entonces Mateo se lo comenta a su padre que si llevaba a Gerardo a comer al mediodía. A lo que Jesús le comenta ¡vamos, mejor que no!, porque en vez de bendecir alimentos habrá que pedirle más bien a Dios que nos mande una vaca estofada. Gerardo oyendo esto se enfada y le dice a Mateo que no se preocupe que ya va a un bar a pedir el menú del día. Al llegar al bar del “Buen yantar” Gerardo se va ocioso hasta al dueño del bar, quien al verle y sabiendo de quien se trataba se echo a temblar al enterarse para que venía el cliente en cuestión, que al ver la que se le avecinaba le dice todo serio aquí hablamos de un menú por persona no de matar a un ganado para dar de comer a uno. Entonces Gerardo pensó en su madre a quien llamó entusiasmado acordándose de los buenas comidas que le había servido, a lo largo de su vida de grandes ingestas, su madre al enterarse de lo que le proponía Gerardo, le dice mejor que no, espera que me case con un ganadero o con el económato, Gerardín. En esto le llega un viejo conocido a Gerardo y le comenta que había compuesto una canción para él cambiando un poco la letra de la de Ramoncín y empieza a cantarla: ¡kilos de comida corren por mis túneles, no tengo problemas de amor lo que me pasa es que estoy loco por devorar un cordero al ajillo!, ante el cabreo monumental de Gerardo. Quien empezó a correr detrás del gracioso de turno. Mientras los que lo veían a nuestro comensal sin comida, decían: ¡ves es que siempre está pensando en comer!. Las personas que por allí pasaban murmuraban ¡ay, lo que es capaz de comer y por comer!, otros decían mejor que corra y haga algo de deporte.

La madre de Mateo saltó entusiasmada: decir a Gerardo que le doy un jamón entero si….A lo que el padre de Mateo salta enojado: sí y luego que nos coma a nosotros por una pata. Un simpático que por allí pasaba le dice a quien iba a su lado: ya sé de los próximos que van a dejar secos los supermercados de la cuenca, con la que les ha caído ahora a estos con el Gerardo.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com