Tan sencillo pero tan acojedor

Por M. Rijo
Enviado el 24/08/2013, clasificado en Poesía
305 visitas

Marcar como favorito

El aire raja las ventanas

y el corcho de las paredes

se separa de ella

para poder liberarse.

Quizás no quiera estar ahí.

El ruido del ordenador me acompaña

día a día

como el perro de un vagabundo

sin que se pueda ir,

sin que pueda separarme

de el.

Y aunque esté metido

en un cubículo

de menos de

3 metros cuadrados

me siento mejor

que en mi casa.

Quizás

este sea

mi verdadero hogar.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com