Un samaritano del asfalto

Por Sergio de León
Enviado el 30/08/2013, clasificado en Infantiles / Juveniles
437 visitas

Marcar como favorito

Ya llegaba tarde! Primero el tren, luego, el atasco… Parecía como que la bendita reunión se debía posponer por una razón u otra.

Cruzó al trote la calzada por donde no estaba el paso cebra.

Justo tras de él sintió un ruido de ruedas chillando en el asfalto.

De puro susto saltó hasta llegar a la salvación de la vereda.

Al volverse vio la figura de un hombre arrodillado sobre el asfalto entre el endemoniado tránsito. ¡Estaba herido!

Los coches y autobuses pasaban a su lado peligrosamente. Nadie se percataba que estaba herido.

¡Si no tienen cuidado, le atropellarán, otra vez!

Recordó la reunión. Era con un proveedor muy desagradable que siempre discutía por teléfono.

Con arrojo y más miedo llegó hasta el pobre hombre que ya gemía de dolor.

Le rodeó con sus brazos y volvió al punto donde dejó casi abandonado su portafolios; sobre él hizo sentar al herido.

- Gracias, hombre. Estoy temblado del susto. ¡Mire como le he dejado su traje!

Sin importarle su caro traje, miró la herida y a su alrededor. Todo el mundo les miraba. ¡Y esa voz del hombre herido le parecía familiar! Una señora, se acercó:

- ya viene una ambulancia

La ambulancia y policía llegaron tan pronto que ni pudo relajarse.

¡La reunión! ¿Cómo hacerla luego de todo este trance?

Puso un corto mensaje a la oficina: “llego en media hora”

- Lo suficiente para tomar una tila y limpiar el traje - pensó

Al llegar a la oficina todo parecía normal. Su secretaria le avisó:

- La reunión, se pospone. El proveedor tuvo un accidente en la calle cuando venía aquí.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com