Figura Siniestra

Por Lope Moreli
Enviado el 26/09/2013, clasificado en Terror
954 visitas

Marcar como favorito

Eso que yo vi no era de este mundo, ¿pero que era? ¿Un extraterrestre? ¿O tal vez un ente? no teníamos ni idea.

Esto que os contare, nos ocurrió una noche de enero de hace 3 años, estábamos mi amigo Julio y yo. Nos encontrábamos en el huerto de su padre, y yo le acompañe, teníamos que cargar madera vieja y algunos trastos inservibles, yo me ofrecí ayudarle y eso hicimos, quitar las cosas viejas del huerto y llevarlas hasta el coche, para luego tirarlas en algún contenedor.

Bien, una vez que carguemos todas las cosas en el coche y nos montemos en el, mi amigo Julio se dispuso a arrancar el coche y salir de allí, eran las 23:30 de la noche, hacía mucho frio, el camino era muy oscuro, lo cual provocaba que Julio pusiera las largas del coche, a ambos lados del camino solo habían matojos y hierba alta, el dichoso camino era muy incómodo, habían baches y muchas piedras pequeñas, lo que hacía que el vehículo se tambalease cada vez con más fuerza. Aun estábamos en mitad del camino y nos quedaba un poco para tomar la carretera principal que nos llevaba a casa.

Julio exaltado me dijo:

- ¡Eh tío! ¿Has visto eso? Señalando con su dedo índice en un lado del camino.

Yo mire donde el indicaba y a nuestra altura en los matorrales del lateral del camino, se encontraba algo, era una figura de unos 2 metros de altura, completamente oscura, con una forma extraña, ni siquiera tenía rostro, solo se le marcaba algo blanco como si fuesen unos dientes. Esta cosa se movía a la misma dirección y velocidad que nosotros, pero no hacía nada, solo se desplazaba por el lateral del camino. Nosotros estábamos histéricos y preocupados, incluso Julio, bajo la ventanilla del coche y grito:

¡EHH! Que quieres de nosotros, vete de aquí, ¡largo bicho!

 Pero grave error cometimos en provocarle, esa cosa, marco aún más la forma blanca, y si, esa cosa que tenía eran unos dientes enormes y grito con una voz grave y demoniaca, estábamos aterrorizados, ya no sabíamos que hacer, todavía quedaba camino hasta llegar a la carretera. Para colmo ese ente se desplazó a una velocidad superior a la nuestra y se colocó delante de nosotros. Julio dio un volantazo y el coche comenzó a dar vueltas de campana.

Mi amigo Julio murió en el accidente, cuando la policía llego al lugar y me pregunto qué es lo ocurrió, yo le respondí la verdad y ahora mismo estoy ingresado en la quinta planta de psiquiatría, pero lo peor de todo, no es que me trataran como a un loco, si no que cada noche en mi habitación, veo a mi amigo Julio acompañado de ese ente.

- Esto es lo que nos espera en el más allá. Y cada vez que Julio me dice eso, el ente Abre sus dientes y se ríe. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com