Quiero Casarme Contigo

Por Arledk
Enviado el 01/10/2013, clasificado en Amor / Románticos
1086 visitas

Marcar como favorito

La noche había sido única, especial. Inolvidable en si…

Ahora estoy en mi habitación, solo, pensando en ti. No falta mucho para amanecer cierro los ojos y recuerdo todo lo que ha pasado.

En la tarde, antes de anochezca te  llame. Pasaría por tu casa antes de la medianoche. Era la fiesta de tu prima, estabas muy emocionada, te veías feliz. Y sin saberlo, tu felicidad iba a aumentar aún más.

Antes de irme mi madre me llamo. Me pregunto por ti.

-          Ya es hora…

Busco entre sus cosas y saco un pequeño cofre color rojo, sonrió y lo deposito en mi manos. La abrase fuerte y le di las gracias.

 Llegue a tu casa a la hora cordada. Tu mama me recibió emocionada, ella sabía lo que iba a pasar. No tardaste en salir. Llevabas puesto un hermoso vestido color azul noche, llevabas puesta la cadena que te regale para nuestro aniversario, igual que el reloj que te di aquella noche de San Valentín. Casi no llevabas maquillaje, tu cabello caída libre sobre tus hombros y tu espalda. Un auto nos esperaba fuera, era una ocasión especial.

Al llegar entramos tomados del brazo. La fiesta comenzó. Después de la ceremonia comenzó el baile. Tome tu mano y te lleve al medio del gran salón donde todos bailaban. De paso a paso nos colocamos al centro de todos. Todos nos veían. De pronto todos dejaron de bailar y se quedaron observándonos. A nosotros eso no nos importó. Cada giro, cada movimiento, cada paso nos adentraba más en el baile, hasta llegar al punto de vivirla. Disfrutábamos en momento. Tome una de tus manos, te di una vuelta. Cuando volteaste a verme yo me encontraba de rodillas. Metí una mano en mi saco y saque aquel cofre que mi madre me había dado.

-          ¿Quieres casarte conmigo?  Dentro de la pequeña caja había un hermoso anillo dorado.

El anillo se veía en todo su esplendor, sobre el había un pequeño diamante que brillaba reflejando la luz de tus ojos. Tus ojos llorosos no soportaron el momento, la voz se te entrecorto pero aun así la respuesta se dio a escuchar entre todos.

Tome tu mano y sobre uno de tus dedos coloque el anillo. De un salto me abrasaste, tus labios chocaron con los míos, y unidos en ese beso prometimos amarnos por siempre. Todos comenzaron a aplaudir. De esta manera comenzó la historia de mi primero amor, mi amor verdadero.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao