secuestro de amor

Por Thewolf
Enviado el 10/10/2013, clasificado en Adultos / eróticos
3855 visitas

Marcar como favorito

Autor: Thewolf

Secuestro de amor

 

 Mi nombre es Santiago soy mexicano pero desde hace seis años vivo en Madrid donde hace dos años viví una experiencia incomparable que dudo que alguien mas haya vivido.

Hace tres años regrese a México a visitar a mi familia y sufrí un accidente donde tuve perdida de memoria de los últimos años no recordaba nada acerca del accidente ni delo que había pasado en esos últimos dos años  aunque mis lesiones se recuperaron pronto y me fui a casa con mi familia la verdad mi memoria no se recupero mi hermana Adriana y mi madre teresa cuidaban de mi de manera que prácticamente solo me levantaba para ir al baño estuvieron así por nueve meses que duro mi recuperación al terminar mi recuperación y ese año me regrese a España a ver si podía recuperar algo de la memoria que había perdido, solo recordaba bajamente algunas cosas de mi primer año ahí pero yo ya había vivido tres años en Madrid de manera que mas de dos años  de mi vida había quedado borrado para mi.

Empecé a frecuentar los pocos lugares que recordaba y me hice de unos amigos conocí a Susana una prima de uno de mis nuevos amigos Adrián, Susana era una chica de estatura media aproximadamente 1.73 mts de altura  de cabello largo y negro ojos marrones brillante labios rosados glúteos y senos de buenas proporciones y bien definidos además de una cintura estrecha una mujer por la que cualquier hombre incluyendo mi caso se derretiría.

He de decir que no soy un hombre feo soy alto de cabello liso castaño claro ojos grises blanco de rostro y facciones finas y de músculos definidos pues siempre me ha gustado mucho el deporte e ir al gimnasio, pero siempre por alguna razón me he considerado muy tímido con las mujeres así que a pesar de ser bien parecido me cuesta llegar a ellas y coquetearles.

Aunque en este caso no hacia falta cuando conocí a Susana estaba con mis nuevos amigos sentado en la barra del bar cuando Adrián presento a su prima esta se acerco a mi quitándome el baso con mi trago y dando un sorbo de lo mas provocativo me guiño el ojo y me saludo con un beso en el cachete gusto al lado de mis labios unos minutos después me arrastro a la pista de baile donde estuvo coqueteándome toda la noche y yo obviamente acedia y le permitía su coqueteo haciéndolo cada vez mas descaradamente hasta que puso sus brazos en mi cuello y me dio un beso al que yo correspondí sin ningún tipo de resistencia y con mucho disfrute y placer al levantar la mirada sentí que una chica en el otro lado del bar me veía y pude ver como sus ojos se mostraban un poco llorosos nunca había visto a esta chica así que supuse que no era a mi a quien veía y tampoco sentía nada que me recordara que ella pertenecía a ese tiempo que estaba borrado de mi memoria.

 A los minutos vi como la chica se acerco a nosotros pero aunque se me quedo mirando en todo el trayecto hasta que llego no me dijo nada ni se acerco a mi sino a Héctor uno de los nuevos amigos del grupo al que me había hecho afín eran amigos y tenían tres años sin verse ni saber nada el uno del otro ella se llamaba Anamaria era una mujer de estatura un poco baja pero cerca del promedio aproximadamente 1.62 mts de altura de piel morena con senos y glúteos de buen tamaño pero no definidos y con unos kilos de mas que se podían notar sus ojos eran negro brillante y su cabello liso castaño oscuro era linda pero no era súper guapa ni se podía decir que estaba buena ni nada, se me quedo mirando con mucho recelo toda la noche mientras yo permitía que Susana siguiera coqueteando con migo incluso moviendo el escote de su vestido para que sus senos quedaran mas a la vista esa noche la lleve a su cas despidiéndonos con un muy caliente y apasionado beso.

A la mañana siguiente estaba contento ya prácticamente tenia novia e iba a ir a México la semana siguiente de sorpresa a visitar a mi familia y aprovecharía para contarle a mi hermana que ya prácticamente tenia novia pero como era un viaje sorpresa nadie sabia que viajaría esa mañana Héctor me llamo y me digo que su amiga Anamaria necesitaba a un técnico en computación ya que sus dos computadores presentaban problemas y ella era publicista y las necesitaba con urgencia y el me recomendó a mi y yo le dije que si con gusto y aproveche de contarle que viajaría cosa que en un momento pensé hubiera sido mejor no hacer pero no nos adelantemos, esa misma tarde fui a casa de Anamaria la amiga de Héctor a revisar sus computadores tenia un portátil y uno de escritorio y ambos tenían graves problemas pero no les aburriré con detalles técnicos la casa de Anamaria desde que llegue me pareció muy grande para una mujer sola me parecía una casa mas propia para un matrimonio que pretende comenzar una familia detalle que me llamo mucho la atención.

 Me tarde mucho en poner a funcionar ambos computadores aunque me considero muy hábil en la materia había llegado ha mediodía y ya pasaban las nueve cuando aun no había terminado al terminar me dio mi paga y un vaso de jugo de naranja debo decir que su comportamiento fue normal en comparación al de la noche pasada me bebí el jugo y esto dio inicio a mi extraña experiencia.

Lo siguiente que supe después de aquel trago de jugo de naranja era que me encontraba en una cama sin camisa ni zapatos con un `pantalón  de pijama a cuadros que me quedaba como si fuera mío y lo mas extraño de todo con esposas de metal que me ataban de pies y manos a la cama y vi salir del baño a Anamaria con los labios pintado de rojo intenso y un sexi ligero rojo de encaje y con una mirada de satisfacción al verme me dijo.

Ya se despertó el bello durmiente que bien

Se sentó junto a mi en la cama y se acerco a mi dándome un apasionado beso que hice esfuerzo por reusar pero que tuve que terminar aceptando.

Umm que rico mi amor me encantan tus besos dijo mirándome con mucho deseo.

¿Qué quieres? ¿Por qué me tienes  aquí? Acaso estas loca le dije yo muy alterado

Me puso los dedos en la boca para que me callara y recostó su cuerpo contra el mío he de decir que vestida de esta forma se veía un poco sexi y excitante pero aun así no comprendía que pasaba

Yo solo te quiero a mi lado mi amor solo eso, se monto encima de mí y comenzó a comerme la boca a besos luego el cuello y el pecho se tiro en mi pecho y dijo

Hay como deseaba poder estar así con tigo no sabes cuanto mi amor.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com