Historias de la Ouija: El antiguo inquilino II (Final)

Por jz
Enviado el 17/10/2013, clasificado en Terror
1084 visitas

Marcar como favorito

-Tía… ¿Qué sabe de un tal Gerardo?-

No quería decirle que lo había paseado por toda la casa sin su permiso- He coincidido con él en la calle y me ha contado muchas cosas de nuestra familia, de ti, de mi padre y de los abuelos, parecía conocernos bien.

-¿Qué Gerardo?... Yo no conozco a ninguno

-Claro que si tienes que conocerlo, me ha hablado mucho de ti. Es un señor de estatura normal, moreno y con ojos verdes. La verdad, muy guapo. Venía vestido con una chaqueta muy elegante y estoy deseando cruzarmelo otro día.

Soltó una sonrrisa pícara y continuó-

- Y no tenía anillo!

La señora se quedó blanca y muda, solo pudo levantar su débil brazo para señalar una foto del cuarto.

María se acercó y tomó la foto entre sus manos. Era en blanco y negro, en ella aparecían tres personas, una era su tía mucho más joven y guapísima, otro era su padre y el tercero…. ¡¿Gerardo?!

María se quedó sin respiración, el señor que acaba de visitarles estaba en una foto fechada en 1937. Incluso llevaba la misma chaqueta…. ¡¡No podía ser!!

Rápidamente se acordó de Pilar, que andaba escondida en alguna habitación de la casa, este señor había dicho que la conocía, tenía que hablar con ella en seguida.Empezó a buscar por todas las estancias.

Mientras iba de una sala a la otra se sorprendía de lo inmenso que era el edificio. Disponía de más de veinte estancias, aparte de una cuadra, tres jardines, cinco patios e incluso un pequeño cementerio que se había convertido en un bosquecillo de hierbas silvestres debido al descuido que había sufrido durante tantos años, al igual que el resto de la casa.

En sus días de esplendor debió ser un lugar maravilloso, hermoso, lleno de color y vida. Ahora era un sitio oscuro y tenebroso. La mayoría de las habitaciones estaban vacías, y las que tenían muebles estaban llenas de sábanas y telas que los cubrían. Mientras más se alejaba de la habitación de su tía más miedo le entraba. No se podía imaginar dónde se había escondido Pilar y cada vez que pensaba en Gerardo se le ponía la piel de gallina.

-¡¿Pilaaar?!-

Gritaba en silencio, pareciese que alguien le pudiese oír. Le provocaba pánico llamar la atención dentro de tanto silencio.

-¡¿Dónde coño se habrá metido esta niña?!

María empezaba a desesperarse, el ambiente de esa parte de la residencia le iba inflingiendo tal terror que empezó a tiritar.

-¡Joder Pilar! ¿Dónde estás?

Había subido un poco el tono, pero seguía sin obtener respuesta. El pasillo parecía interminable, había encendido por lo menos tres interruptores de lámparas, pero el fondo seguía oscuro, aun no conseguía ver la pared del final.

-Pilaaaaaar!

Finalmente un hilillo de voz infantil le respondió desde una de las estancias cercanas

-Mamá!! Estoy aquí!

Fue directa a la habitación de dónde había salido la voz de su hija. Abrió la puerta, la luz estaba encendida, era una de las muchas bibliotecas que había en la casa. Pilar estaba sentada en el suelo, justo en el centro de la sala.

En el tono de voz de María se percibía perfectamente lo tensa que estaba.

-Pilar!! ¿Qué haces aquí?

Tomo aire un segundo al ver la cara de pena de su pequeña, pero prosiguió.

-Tan lejos del cuarto de la abuela… No deberías andar por estas habitaciones.

La niña estaba a punto de llorar

-Hija, ven aquí que te de un abrazo y me dices que hacías aquí.

Se acercó a los brazos de su madre enfurruñada.

-Estaba jugando a un juego de palabras

-¿Qué juego?

-Ouija

María se quedó en estado latente, se le entrecortaba la respiración y los pelos se erizaban como escarpias. Empezó a tartamudear, no le salían las palabras.

-¿Y qui.. quien te a… ha enseñado ese Juego?

Pilar respondió con la tranquilidad de un niño juguetón

-Gerardo, el hermano del abuelo


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com