La mañana que me masturbe parte 2

Por L A Estrada
Enviado el 18/10/2013, clasificado en Adultos / eróticos
12860 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

mis manos siguen con el control de mi mente y en un parpadeo me incorporo sin salir de la cama, lanzando las cobijas hacia un ludo y me  libero del camisón, el escaso frió de la habitación choca contra mi húmeda y caliente piel, esto no me molesta por el contrario, es un placer del pecado, un placer de los dioses. me dejo caer hacia atrás. mis piernas continúan abiertas, mis manos acarician mi cuello, mis pecho, una ves mas. mis manos cubren mis senos oprimiéndolos con gran fuerza, mi sexo se humedece mas, mi rostro brilla ante las gotas de sudor, mi respiración se agita y mi cuerpo se estremece, un calor invade mis piernas, pongo los ojos en blanco por un momento, mis dedos aprietan mis senos y mis pezones... mostrando los diente un fuerte gemido sale de mi ser,  me retuerzo como un gusano ante mi húmeda cama, el fantasma de un primer orgasmo me invade, mi piernas tiemblan como gelatina mientras me paso las manos sobre el cabello oprimiéndole con fuerza, al pasar aquel orgasmo abro los ojos, mis pestañas también se encuentran humectadas por el sudor, trago saliva con dificultad,  recuperando poco a poco el aliento, mi pecho se levanta y se hunde hasta quedar calmado, mi sexo me arde ante el contacto intenso que mantuve durante el acto, me toco y froto mi parte intima, mis manos quedan viscosas ante los flujos que me limpio sobre mi pecho, mis senos y mi abdomen, repito esta acción hasta que mi parte queda limpia por completo, me miro las manos y estas brillan ante los fluidos, las pongo a un sentimetro de mi nariz y cerrando los ojos disfruto de mi olor, mis lengua humecta mi labio superior recorriéndole de un lado a otro y de pronto mi boca se abre dándole la invitación a mis dedos, el sabor de mi sexo es perfecto, tan dulce, tan salado y un poco amargo, me chupo los dedos hasta limpiarlos por completo, tras esto, el cansancio se hace presente y como la bella durmiente caigo en un profundo sueño quedando bajo la cama húmeda y con las piernas abiertas de par en par dejando mi sexo al aire triunfante de a ver ganado una batalla de placer 

si quieren saber que pasa con la secretaria de mi padre, te invito a que me lo pidas en tus comentarios y en tu puntuación del relato y con gusto te contare aquella aventura de placer:

disfruta un adelanto del  audio: http://www.4shared.com/music/6mLvaZ9Y/Sin_ttulo.html 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com