DEMASIADO CALIENTE parte 2 el final imperdible

Por Pamela X
Enviado el 28/10/2013, clasificado en Adultos / eróticos
44152 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

...Me retiro a la barra, pido su trago, tomo una carta de postres, y agrego con letra grande y destacada: 

"Especial del Día: Dulce Perdición 1.000 euros", y sin pensar lo que hacía le llevo su trago y la carta modificada.   

A esa altura no quedaba ningún cliente en el boliche, y solo quedaban mis amigas.

Me dice:

- "Y este postre.... "Dulce Tentación a 1.000 euros, es una locura! ¿Qué tiene tan especial?!!" con cara de sorprendido. 

- "Bueno...." le digo, y sin pensar me salen las palabras:  ".. es algo muy especial, para clientes muy exigentes únicamente. No se si usted este a la altura....."  Rápidamente, no me deja terminar y me dice:  

- "Lo quiero, quiero probar ese postre tan especial y único!. No se hable más!" y me devuelve la carta ansioso.   

- "Muy bien. No se arrepentirá" le digo y me retiro con una sonrisa de oreja a oreja.   Al fin me iba a prestar atención! y le iba a dar una experiencia que nunca olvidaría. Mis compañeras me ven y no pueden creer mi sonrisa.   

- "Qué ha pasado? Porque esa risa?. Solo te ha ordenado un postre tía!"  Sin decir nada, les muestro la carta y les hago señas que me sigan a la cocina.   

- "Que te ha pedido el postre de 1.000 euros!! Pero la apuesta era que pagaría por hacerte una mamada, no por un postre!!!" insistieron:

- "No chicas.." les digo, "Miren y aprendan como se gana una apuesta de manera magistral. Síganme a la cocina". Entonces ya tenia todo el plan maestro armado. Me saco toda la ropa y quedo solo en colaless. Me pongo un poco de chantilly en los pezones. 

Por ultimo me tiro arriba de una bandeja grande, me tapo toda con un mantel que había en la cocina, y les digo a mis compañeras, a esta altura ya entregadas:  

- "Bueno, listo el postre del cliente". "Por favor a la mesa, que se "enfría" el manjar."  

Tuvieron que reconocer mi genialidad y hacerme caso. Entre las dos levantaron la bandeja y me fueron llevando a la mesa. Cuando llegaron, este preguntó  

- "Pero que es esto? Con razón el precio! No voy a poder acabarlo nunca...."   

Mis amigas me dejan sobre la mesa, y retiran lentamente el mantel, dejando al descubierto mi cuerpo desnudo!. Su cara se transformó y no daba crédito al "postre" que estaba recibiendo.   

Se quedó mirándome de punta a punta, y vi como comenzaba a calentarlo finalmente. Aún no entendía lo que veía, y yo con mis piernas abiertas a centímetros de su lengua experta no aguanté mas y le digo: 

 - "Qué esperas papito para comer tu postre" y le muevo hacia delante mi pelvis. Me corrí con una mano la tanga, dándole la mejor vista de mi vulva totalmente húmeda y destilando las primeras gotas de leche. Ante ese espectáculo no pudo negarse y comenzó a mamarme la vulva finalmente. 

No me hice esperar y al poco de comenzar a mamarme, no aguanté y le di mi primer orgasmo directo en su boca!! Al fin!!! Qué rico se sentía!!!!! Me terminó de lamer hasta la ultima gota de leche, me giró rápidamente como en el aire, y me dejo en cuatro patas sobre la mesa, mostrándole el culo en primer plano.  

Finalmente admiraba mi orto como este se merecía. El colaless me dejaba un culo perfecto, y se lo paré bien para que pudiera apreciarlo en todo su esplendor. 

El rodeo rápidamente la mesa y quedó frente a mi cara. Sin más, le metí un pezón en su boca mientras lleve su mano a mi concha para que me penetraba con sus dedos mientras comía toda la crema de mis tetas!  

- "Tu estás todo vestido, pero yo quiero estar toda desnudita para sentirme tu putita..."  y le comí la boca a lengüetazos!.  Me baja la tanga bien despacio, aprovechando para tocarme bien toda.En ese idilio veo a mis dos amigas que estaban sentadas en las mesas de al lado viendo calientes la escena. Les hago una seña para que se acerquen, y les digo al oído:   

- "Me deben mi deseo, y realmente lo que quiero es que así como estoy en cuatro patas sobre esta mesa, una me coma por adelante y la otra por atrás! Vayan a disfrutar de un verdadero postre, que me lo he ganado!!!!  

Sin mucha vuelta ambas se dividieron el trabajo. Mientras él me seguía manoseando bien, las vio ir hacia atrás, y con ambas manos por arriba de mi espalda, apartó bien mis nalgas, me abrió bien el culo y la vulva, despejando el camino exhibiendo mis hoyitos bien abiertos, para que pudiera recibir una doble mamada de película.   

Ya empezaba a sentir los lengüetazos de esas perritas, cuando me veo con el paquete de mi "amigo" totalmente parado, prácticamente sobre mis narices. Sin poder resistirme a la tentación, le abro el cinturón, el botón, le bajo el cierre y los pantalones lo suficiente para liberarle la verga, y desesperada le corro el bóxer y me meto la pija entera en la boca.   

Disfruto esa verga como nunca, la tomo con una mano y la mamo desenfrenadamente!.   El sigue manteniendo mi trasero bien abierto, dejando todo a disposición de mis amigas que disfrutan como locas de su "castigo". La que estaba chupándome la vulva, se ensaña con mi clítoris y me logra sacar un polvo de novela! 

- "Toma, tomate toda mi lechita putita, eso...!!!!! Ah!!!!  

Viéndome abrir la boca gritando de placer, él me mete la pija en la boca, dispuesto a acabar ahí mismo. Le digo: 

- "Acabame en el culito.. Quemame el orto con tu lechita!!!"   

Ellas obedientes a mis órdenes le ceden el lugar de mi retaguardia y toman la posta de abrirme bien, para que el acabe sobre mi raja. No demoró mucho en irse. Su leche comienza a recorrer desde la base de mi espalda bajando por mi culito hasta la vulva. 

Lejos de bajarle la verga toda la situación le mantiene la pija bien parada y dura. Les dice a mis amigas: 

- "Sostengan bien a esa putita que la voy a recoger para que recuerde esta noche por siempre".   

Me toman cada una de una pierna y con la otra mano me abren bien las nalgas dejando todo al descubierto a disposición del macho en celo. Me apoya su pene por todos lados. Dispuesta a todo sin saber por donde me la haría comer, me la mete entera de una embestida, me toma de la cintura bien fuerte y comienza a ensartarme salvajemente. Mis amigas pasan a manosearme las tetas una y la otra a tocarle el culo y mirar atentamente como me penetraba. No me hago desear mucho, y le acabo en su verga. 

Final muy feliz y noche redonda: gané mi apuesta, pude sacarme la calentura, y ahora tengo a un macho dispuesto a hacerme favores en el gimnasio, que no para de comerme el culo con la mirada... y dos amigas dispuestas a satisfacerme cuando llego caliente al trabajo. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com