¿Angel o Demonio?

Por Arledk
Enviado el 29/10/2013, clasificado en Ciencia ficción
1915 visitas

Marcar como favorito

Ella era la típica chica tímida. Aquella que en los recreos, caminaba sola. Era de esas chicas que cuando la veías, sentías lastima. Ella guardaba un secreto. Nadie nunca supo más de ella que su nombre. Samanta, nadie sabía ni su edad, ni de sus padres, ni de dónde vivía. Ya nadie recordaba el sonido de su voz.

Cada día, todos la veían entrar a clases. Llevaba siempre una enorme mochila sobre la espalda y, un folder, que aferraba sobre su pecho.  Caminaba hacia atrás y se sentaba en un sitio al fondo. Durante clases nunca hablaba. Solo escribía y prestaba atención a la clase. Esa era su rutina diaria.

Cierto día, mis amigos y yo decidimos averiguar más sobre ella. En clase de educación física, cuando todos corrían, choque con ella. Tropezó y se lastimo la rodilla. El profesor la mando a los baños a que se lavara la herida. Fue ahí donde nos dimos cuenta que sobre su pecho colgaba una especie de reloj antiguo de bolsillo. Era plateado, la luz del sol se reflejaba sobre él.

Mientras el resto de mis amigos fue en busca de sus cosas, en la esperanza de saber más de ella, yo decidí ir tras ella. Cuando ella llego a los baños, entro cojeando. Los baños de mujeres estaban vacíos, por lo cual no dude en entrar.

Me escondí tras la puerta, y vi cómo se sentó sobre el suelo. Tomo un poco de agua y luego lavo la herida. Me di cuenta entonces que tenía tatuado un símbolo extraño sobre el tobillo. De alguna manera se me hizo familiar, lo había visto antes en algún lugar, pero no recordaba donde. Seguí observando un poco más, cuando de la nada sentí la necesidad de salir de aquel lugar.

Cuando llegue al salón encontré a mis amigos algo confundidos. Todas sus cosas estaban esparcidas por el salon. Uno del grupo se me acerco y me conto lo que había pasado.

-          En su mochila no encontramos nada extraño, pero en su folder solo hay dibujos de animales extraños que parecen demonios y otros que parecen ángeles.

Cada dibujo representaba una escena diferente de lo que parecía una larga guerra. Siempre se veía que aquellas cosas que parecían ángeles mostraban superioridad sobre esas cosas que parecía demonios. Me dieron una especie de diario. Ellos dijeron que todo estaba en blanco. Cuando lo abrí me di cuenta que casi todas las paginas estaban escritas.  Mis amigos decían que no había nada, parecía que solo yo podía leer lo que contenía ese misterioso diario.

Comencé a leer. Sorprendido Salí del salón. Estaba asombrado, esas líneas relataban la historia de una antigua guerra.  El miedo se apodero de mi cuando me di cuenta que una de esas páginas hablaba de mí.

Hay decía que ella había venido a buscarme, que yo era el elegido y que debía saber la verdad y terminar con una antigua guerra.

Cerré el diario y corrí hacia el baño de mujeres, pensaba que aun ella podría estar ahí. Cuando llegue a la puerta, dentro se veía dentro un resplandor. Al entrar ella estaba de espaldas, me asusté mucho, retrocedí e hice caer algo. El ruido la hizo darse cuenta que alguien la observaba. Ahora ya no podía ocultar su secreto. Yo, ya lo sabía. De su espalda salían unas enormes y hermosas alas blancas. Era un ángel. Me miro a los ojos. Parecía que ella sabía que todo estaba iba a pasar. Sonrió algo confiaba y se acercó a mí.

-          Eres uno de nosotros. La hora ha llegado…


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com