HABLANDO DE PLATÓN

Por dapiso
Enviado el 29/10/2013, clasificado en Reflexiones
276 visitas

Marcar como favorito

                                    HABLANDO DE PLATÓN

 

 

             Es la verdad, apariencias y sombras, para quien contempla la realidad desde una caverna. Al modo del mito de la caverna de Platón. Y es que en ocasiones por más que se explicase a quien no conoce ni ha conocido lo que existe tras de ella, tal vez difícilmente pudiera imaginarlo en su entera dimensión o llegar a una idea acertada de lo que se le pueda hablar al respecto.

         Cuando las realidades se observan por todos una vez salidos de la caverna, tal vez conducidos por Kant, éstas se hacen tangibles, visibles y comprensibles, y es el momento en que puede llegarse a una confirmación y aceptación por parte de los presentes, de cuanto allí, en el exterior se encuentra. Y se puede hablar así de una realidad, más o menos concreta, aunque las cosas no pueden ser conocidas tal y como son en sí mismas, sino tal y como son percibidas. Sería la forma de llegar a un entendimiento común y de utilizar la palabra para referirse a algo, con un nombre propio o común, que simboliza lo mismo para aquellos que comparten dichos términos.

      Esto nos sirve para comprendernos y no dar lugar a equívocos. Y como los hechos, las cosas concretas son algo que impide libres interpretaciones, porque comprende y forma parte de un consenso común y tiene una entidad propia.

     Por lo que siempre habría que intentar conocer las cosas en la claridad y poder comprenderlas, para hablar con conocimiento y establecer juicios valederos sobre lo que se pretende tratar.

     Resultando propio de la ignorancia aventurarse a hablar de lo que se desconoce, que sería hablar desde la caverna de lo que no se puede contemplar en su esencia natural. 

     Por lo que lo adecuado para quien quiera conocer es salir, de sus cavernas y ver cuanto puede conocer, una vez salido de ella, y poder hablar así con el criterio debido, sobre aquello que uno se aventure a hablar.

    Y aunque la mentira, la tergiversación, la subjetividad y la osadía, estén muy presentes en el mundo, desgraciadamente, la verdad permite acercarnos a la objetividad, y sería lo más próximo a una realidad, para acabar siendo conocimiento.

 

 

 

 

 

                                

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com