Aquellos ojos azules

Por monserrat
Enviado el 30/10/2013, clasificado en Adultos / eróticos
11234 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Estaba allí.. Ese hermoso hombre que siempre me había atrapado con su mirada, esos ojos azules.. Y esa sonrisa, una dentadura perfecta y los labios más provocativos que pudieras imaginar...

Como negarme ante semejante hombre..Obvio el que muestra el hambre.. No come, y aunque el sabía que me moría de deseo por él, jamás escucho algo insinuante de mi parte..

Compartimos gusto musicales, amor por las bandas, por el género, por la lectura.. Infinidad de cosas..

Un día llamo a mi celular y me pregunto si quizá pudiéramos vernos en mi apartamento para pasarme algunos LPs de unas bandas que había conseguido, yo acepte encantada y le dije que podía pasar al finalizar la tarde.

En ese momento sentí que algo iba a suceder.. Decidí ducharme nuevamente.. Retocar cada detalle de mi piel.. Me coloque un corsé y un liguero negro de encaje.. Un vestido ajustado y unos zapatos de tacon.. Me maquille de acuerdo a mi ropa y arregle mi cabello.

Ya eran aproximadamente las 6 de la tarde cuando tocaron a la puerta, recuerdo que utilicé un perfume de Orquídeas para esa ocasión. Al abrir la puerta estaba él allí.. Con su cabello largo y recogido.. Su ropa oscura y elegante de cierta manera, su rostro lucia recién rasurado lo cual me erizo la piel..

Su mirada, muy expresiva me examino de arriba abajo, pude ver la sorpresa en esos hermosos ojos y como se fueron directamente a mi escote (tengo unos pechos grandes).

Lo hice pasar al apartamento y podía sentir como el ambiente se colocaba tan intenso y como sus miradas me recorrían.. Le pregunte que quería de beber y me manifiesta que quiere algo de vino o algún trago.. Solo tenía vino, me dirigí hacia la cocina y traje las copas y servimos el vino, había música en el apartamento y comenzamos a charlar.. Tocamos muchos temas.. Y las risas iban y venían.. Cuando de repente quedamos en silencio mirándonos fijamente.. Me dice que le gustan mis ojos.. Que tienen siempre un brillo particular y que siempre ha querido perderse en ellos..

Creí desmayarme en ese momento.. Solo se acercó a mí y me beso.. Me beso de manera apasionada y tímida a la vez.. Respondí inmediatamente y allí perdí la noción del tiempo.. Sentía sus manos recorrer mi cuerpo.. Sus labios por mi cuello, mi pecho.. Sus manos apretando mis piernas y mis senos.. Yo solo podía tocarlo como siempre lo había deseado..

Ya recostados sobre el sofá empezó a quitar mi vestido de una manera salvaje.. Al ver mi ropa interior sonrió y dijo que siempre que había querido verme desnuda, que imaginaba mi piel blanca, mis pechos grandes y mi trasero.. Que le encantaban mis tatuajes.. Yo solo sonreía.. Mientras me besaba los pechos... El abdomen y hasta llegar a mi tesorito.. Sentí como se lanzo sobre el.. Como su respiración se aceleraba y encima de mi ropa interior podía sentir su lengua moviéndose desesperadamente.. Se limitó a quitar mi tanga y dejar el liguero .. Estaba tan húmeda.. y pude sentir su lengua en mi botoncito.. La pasaba lentamente y yo con mi excitación movía la cadera para que lo hiciera más rápido... Sentía morir de placer.. Sentía sus dedos entrar por mi vagina.. Cada vez más rápido.. Sentía que iba explotar.. Le decía.. Le pedía que no parara.. Que siguiera.. Hasta que llego mi orgasmo.. Moje el sillón.. su rostro.. todo.. Sentía miles de espasmos.. Y quede  por unos segundos sin palabra alguna.. Solo pensé es mi turno..

Lo gire.. Y pude ver como su pene estaba erecto.. Parecía explotar a través de ese pantalón negro.. Me senté sobre sus piernas.. Y lo comenzó a besar.. Mientras movía mi cadera sobre sus piernas.. Le quite su camisa.. Y comencé a besar su cuello su pecho.. Y su abdomen hasta llegara su pantalón.. empecé a darle mordiscos por encima de el..Hasta que lo libere de su prisión.. Siempre imagine que lo tenía grande y así fue mi sorpresa.. Estaba grande y muy duro... Y comencé a darle besitos y pasar mi lengua por todo su pene.. Llegando a sus testículos y metiéndolos a mi boca.. Empecé a lamerlo.. Y lo metía a mi boca mientras lo agarraba con mi mano.. Su respiración estaba acelerada.. Me agarraba el cabello y me la metía toda en la boca.. Sentía como se ponía aun mas dura en mi boca.. Me pidió que me subiera.. que lo montara.. Entro muy fácil.. Lo sentí muy profundo y empecé a moverme.. No podía creerlo.. Lo montaba como una loca.. El me pegaba en el trasero.. Me apretaba los pechos. y mordía mis pezones y yo disfrutaba de su gran pene.. Estaba tan caliente.. el sudor bajaba por mi espalda.. No sé que momento resulte completamente desnuda.. Me levanto y me coloco en cuatro.. Y empezó a penetrarme con fuerza.. Me dada tan duro y tan fuerte.. Solo le pedía más.. que no parara que lo quería todo dentro de mí.. Sentía como iba a llegar a su orgasmo.. Cuando.. empezó a darme más fuerte y luego sentí todo su semen dentro de mí.. Caliente.. Y me lleno toda.. Completamente de el..

Quedamos completamente rendidos sobre el sillón.. Tomamos otra copa de vino.. Nos duchamos y nos acostamos a dormir.. Y desde ese momento comenzó nuestra historia de amor.. Ahora somos pareja y estamos juntos..


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com