Marcha, anhelos y dicha

Por Juan TOMÁS FRUTOS
Enviado el 17/09/2012, clasificado en Poesía
336 visitas

Marcar como favorito

Hoy siento que te has ido,

sí, un poco más, del todo,

traspasando ese límite de centímetros

que convertiremos en kilómetros,

en toda una vida.

Hemos vagado en exceso por los desiertos,

y creo que ya ha pasado demasiado tiempo.

Han surgido tempestades,

y silencios, y palmeras que debilitan

los bosques que no construimos,

que no supimos conservar.

El verde se ha extinguido,

y mi querido azul ya no abriga

como soñamos en tiempos pasados.

La marcha ya es imparable.

Los ángeles que nos hicieron reír

cantan en otros lares.

Imagino tus ojos,

ya sin colores, como los míos.

Todo estaba definido,

incluso cuando no lo sabíamos,

sabiéndolo incluso,

y por eso no estoy triste,

pues hace tiempo que no estabas,

quizá nunca estuviste,

puede que ni me acuerde del sueño.

Está claro que tú tampoco.

Mejor así.

El día de hoy es feliz,

pese a todo, quizá por ello,

pues no hay más debilidad querida

que la que nos viene

de esa necesidad que nos fortalece.

Vuelan las águilas y los anhelos

con absoluta placidez y dicha.

Todo está por empezar,

otra vez, por fortuna, por ser.

Juan Tomás.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com