TIEMPOS DE INSTUTO

Por dapiso
Enviado el 01/11/2013, clasificado en Reflexiones
315 visitas

Marcar como favorito

                                             TIEMPOS DE INSTITUTO

 

 

 

                    Recuerdo aquellos tiempos de estudiante, de rivalidades entre heavys y rockers, con los que se identificaban los jóvenes del momento, un poco al margen de los considerados pijos . Manteniéndose sus disputas por la hegemonía de sus músicas, algo que representaba la realidad de aquellas identidades, que significaba un movimiento musical y que movía aquellos jóvenes, por discotecas y pubs los fines de semana. Les hablo de comienzos la década de los noventa, cuando a mí me tocó ser alumno del Instituto Jerónimo González de Sama de Langreo.

                 Algunos como yo no sabríamos discernir un arpegio en una guitarra, pero uno sí sentía la predilección por aquello que permitía despertar el alma y liberar el movimiento, que como pocos sabía hacer el considerado Rey de Rock, Elvis Presley.

               Alguien que parecía destinado a no morir nunca, para los amantes de los buenos ritmos bailables, de nuestro perdido Elvis, con su inconfundible baile de pies y caderas y la magia inolvidable de su música. En España algunos de sus posibles representantes serían Los Rebeldes y Loquillo y los Trogloditas, que imponían una moda de cazadoras de piel, botas acabadas en puntera, tupes y largas patillas.  Por otro lado estarían, Los Suaves, con su música rock, de poesías cerradas.

              Otros más antojadizos, a mi parecer, de música heavy, podrían parecer músicas asociadas a caracteres más impulsivos y agresivos, en comparación con la música rocker o pija, por los ritmos y letras de sus canciones. Y cuyos grupos representaban AC DC e Iron Maiden,  aquí en España podrían ser Obús, Barón Rojo o Barricada, y cuyos seguidores vestían camisetas,  impactantes, de dichos grupos, además de largas greñas y pulseras de pinchos. Por otro lado otro grupo de heavy metal, aunque mayoritariamente considerada música hard rock, y que tenía bastante tirón, eran Guns and Roses.

              La música considerada pija, en España con Hombres G y David Summers, y las canciones de los Beach Boys con sus insinuantes olas surfeadas, por los chicos de la playa.

Y al margen de estos tres grandes grupos de música, había quien escuchaba también, la excelente guitarra de Mark Knopfler, con sus Dire Straits, el Rock psicodélico de The Beatles, o The Rolling Stones,  a Nirvana con Kurt Cobain, la música de Bonno y U2, o cantautores como Luis Eduardo Aute, Pablo Milanés, Serrat, Joaquín Sabina, Silvio Rodríguez y/u otros muchos. Y había quien le gustaba la música bacalao, el punk de los Ramones y el reggae de Bob Marley con sus mensajes de paz, amor y libertad, y también  la movida madrileña, o tantas otras músicas y de tantos artistas.

Podría extenderme más con tantos movimientos, pero requeriría de una extensión mayor de la que aquí dispongo.

Y aunque uno no se decantase nunca claramente por ninguna música o tendencia y escuchase de todo, siempre le atrajo lo que hiciese o invitase a pensar y soñar o animase el esqueleto. Hoy día quedan recuerdos vivos de aquel paso por el Instituto, mientras los estudiantes de hoy de éste, parecen ser cada vez más distantes en el tiempo. Universo musical, para los miembros de aquella época que vendrá siempre cargada de ricos significados.

 

 

 

                                                      

                                          


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com