ESCORT POR UNA NOCHE... parte 2 el final inesperado

Por Pamela X
Enviado el 04/11/2013, clasificado en Adultos / eróticos
35834 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

(...continuación de la Parte 1º)

- “Espero le guste la zanahoria...” - dice ella. Ahora estaba todo claro. Si bien nunca había entregado mi culito al sexo, una zanahoria era buena manera de abandonar mis tabúes.  

- “Ahhhhh”….“Me encanta comer zanahoria” - le digo. “Pero me gusta tragarmela entera….” - realmente estaba muy excitada, y eso definitivamente me estaba gustando mucho...

- “Sus deseos son ordenes….” - responde él, y me la incrusta profundo!.
Ahora si, me llenaba el culo de manera perfecta, sin lastimar, solo sintiendo bien todo el interior de mi orto. ¡Ahh, qué bien se sentía!

- “Mmmmm, qué rica!!!” - digo para calentarlos.

Esto efectivamente la enciende a ella, que suelta mis nalgas y se pone a juguetear con mi concha y penetrarme con los dedos, mientras que con la lengua me lame los pezones.

De repente paran sus antenciones. Siempre con los ojos vendados, me levantan estirando bien la tanga para que obedezca direcciones. Me tironeaban del colaless para que fuera de acá para allá, como una verdadera perra. Obedezco sin resistirme, caminando en cuatro patas.

Por fin deja de jalarme de la tanga, y me dirige hacia un sillón. Estaba ella con las piernas abiertas, lista para recibirme. Imaginando lo que vendría abro mi boca y me topo con su vulva húmeda, caliente y también depilada. Me esfuerzo en recompensar a mi ama con una mamada caliente. Muchos lengüetazos y movimientos rítmicos esperando que finalmente me entregue un orgasmo. 

- ¡Siga lamiendo, perrita! Así, así, eso…...voy a acabar…. eso…..ahhhh! Siento sus espasmos, y la lengüeteo bien para sacarle toda su leche…. 

- ¡Qué buena mamada me ha hecho!…. Sería una pena que mi esposo no gozara de esa boquita bien amaestrada. Quiero ver como mama una verga…” - finaliza.

¡Siiiii!. Comería un buen pene finalmente.

Sin decir palabra espero a ver que hacen conmigo. No quería arruinar el momento con algo indebido. Ella me saca la venda, me da vuelta y veo a su marido, sentado en otro sillón, desnudo con la verga grande y dura como una estaca.

Me dirijo a cumplir mi nueva orden… Me quito lentamente la zanahoria, que me incomoda los movimientos…

- Que dilatado le quedó el orto, ... una obra de arte - dijo ella mirando a su marido

Ahora sí, liberada, me fui directo a mi verga, la tome con las dos manos, dándole a mi "ama" una buena vista de mi culo dilatado que tanto le gustó. 

Luego de una chupada profunda bien adentro de mi garganta (..eso si me salía muy bien), no se aguantó más y me llena la boca con su leche caliente, que me trago hasta la ultima gota. ¡Pensar que nunca me había tragado la leche de mi pareja!…. ¡¡Bueno, él tampoco nunca me había pagado 1.000 euros!!

- Muy obediente, ... ¡le quedó la verga mas limpia que antes! - dice ella sonriendo

Me llevaron finalmente a la cama, ella se tiró primero, abrió bien sus piernas y comienza a abrir los labios de su vulva. Estaba claro que quería otra de mis mamadas “profesionales”, yo encantada, me gustaba este jueguito de chupadas…

Directo a su vulva, nuevamente quedo con la cola parada. La miro a los ojos para ver si estaba disfrutando mis servicios, y veo que hace una seña de consentimiento a su marido. Yo no me detengo y sigo concentrada en mi mamada. 

Siento que él me toma fuerte de la cintura, y comienza a meterme la verga de una embestida larga y profunda, que me llena nuevamente el orto. Se sentía muy rico, como me había resistido antes a este placer!!!. En mi culo palpitaba su verga caliente, entrando y saliendo una y otra vez, profundo pero sin dolor, ¡sólo placer!….

En eso veo que ella le hace unas señas, ahora si que estaba perdida, no entendía que pasaría, me atemoricé un poco…. pero que equivocada estaba….

Más tarde entendí la seña… ella iba a acabar y le estaba pidiendo a él, que acabaran al unísono. Había que reconocer que eran expertos en la cama, ¡todo bajo control!

Siento cómo ella se comienza a ir, llenándome la boca con sus fluidos, y aflojando las piernas de placer. Inmediatamente comienzo a sentir la lechita caliente de él, que me llena el orto, y me alivia el ardor de tantas embestidas. ¡Qué bien se sentía! Leche por atrás… por adelante, de macho... de yegua…¡y yo pensando que sería una noche para el olvido!

Ella no satisfecha con sus corridas, saca a su marido de su posición, y comienza a lamerme bien el culo, y tragarse toda la leche de él que caía hacia afuera. Las chupadas me elevan la temperatura extremadamente, no resisto comenzar a pajearme mientras me come la cola, y acabo dándole el último orgasmo que me quedaba esa noche. Ella enloquece y no para de degustar una y otra leche en un cóctel delicioso...

- “Se ha ganado muy bien sus honorarios” - dice ella, con su boca sucia de leches. 

Me dejan descansar unos minutos, me visten entre los dos delicadamente y me ponen el abrigo para despedirse. 

Intrigada y elogiada porque me habían elegido, pregunto inocentemente:

“Una curiosidad… finalmente ¿porqué les gusté tanto? - digo en confianza

- “Al ver sus fotos, supe que era una amateur, pues tenía toda su tanga húmeda de excitación. Una verdadera profesional no se calienta como una amateur en celo” - dice ella

- “Y yo al ver sus fotos de atrás, vi su hoyito muy estrecho y supe que usted era virgen anal. Nada me gusta mas que desvirgar a una perra por el culo” - finaliza él

- “En realidad, nada nos gusta mas que pervertir a una joven hermosa y caliente, y finalmente pagarle para que se sienta una verdadera puta” - dicen ambos…

No sabía como tomarlo, realmente me la habían hecho muy bien, pero despúes de todo……..yo tenía mis 1.000 euros para hacerle un buen regalo a mi hombre. Literalmente me había roto el culo por conseguir ese pinche regalito. 

Me despido, agradezco mucho la experiencia y nos sonreímos los tres. Después de todo, nunca más los vería... , y me enseñaron nuevas situaciones para gozar el resto de mi vida. 

Meses después otra noche sola, siento el sonido de la bandeja de entrada de mi correo. Era nuevamente un email de ellos. “¡En una hora, mismo lugar, pero esta vez GRATIS!”

Adjuntas venían un montón de fotos que me habían sacado los degenerados mientras estaba vendada:

“Mamando a su mujer”, con la “zanahoria en el orto”, con mi “culo totalmente dilatado” en primer plano…etc, etc.

“Si no viene…. se enterarán todos en Madrid”…. “Saludos, tus amigos pervertidos” - finalizaba el mensaje. 

Estos dos hijos de puta me habían cagado nuevamente. Ahora me habían convertido en su puta amateur cada vez que volvían al país, y abusaban de mi con nuevas experiencias, todas ejecutadas a la perfección que me dejaban totalmente extenuada y sin una gota de leche ni calentura alguna.  

En el fondo…. a mi no me disgustaba para nada, y esperaba ansiosa cada regreso de estos “educados extranjeros” a Madrid. 

(te invito a leer mis otros relatos… =). Suerte!


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com