Las apariencias engañan (8ª Parte)

Por Clair de Lune
Enviado el 07/11/2013, clasificado en Amor / Románticos
1329 visitas

Marcar como favorito

Javier se quedó en la barra bebiendo sin apenas control mientras observaba de lejos a Lucía, a sus amigos y sobre todo a David al que no perdía de vista. Llegó un momento que el alcohol hizo efecto hasta tal punto que Javier perdió cualquier clase de decoro. Se envalentonó y se acercó al grupo visiblemente ebrio, mientras todos le observaban, en especial Lucía que enseguida empezó a notar como se le aceleraba el corazón. Hacía muchísimo tiempo que no le veía.

-       Ey, Javi, ¿donde te habías metido?, le preguntó Carlos.

-       Ahí- dijo Javier señalando a la barra y sin poder decir mucho más.

-       Ya veo ya, menuda cogorza llevas tío.

-       Estoy de puta madre – contestó Javier tambaleándose y mirando a Lucía fijamente.- Hola Lucía, estás…- dijo acercándose un poco a ella- Estás…preciosa- dijo arrastrando las palabras. Mientras lucía se ruborizaba y agachaba la mirada, no sabía que hacer, se moría de vergüenza. – ¿es que no me vas a decir ni hola?¿no te acuerdas de los viejos amigos?- siguió acercándose.

-       Hola – contestó lucía tímidamente, sin mirarle y visiblemente incómoda.

-       ¿todo bien Javi? – dijo en ese momento David, poniéndose entre su amigo y Lucía con la visible intención de ayudarla a salir de esa situación - ¿Por qué no te sientas un rato a ver si se te pasa el pedo? – dijo agarrando a su compañero por el brazo con el fin de separarlo de Lucía.

-       Déjame- Grito Javier dándole un golpe en el brazo a su amigo para que le soltara – estoy perfectamente bien.

-       Javi, eres idiota o ¿qué?, estás dando el espectáculo – dijo David enfurecido – deja tranquila a Lucía- le grito. 

-       Lucía…- siguió arrastrando las palabras Javier- ¿quieres que te deje tranquila?- dijo acercándose mas de la cuenta, tambaleándose, mientras lucía retrocedía angustiada.

Javier se abalanzó sobre lucía y forcejeando intentó besarla en la boca. Antes de que eso pudiera pasar David se abalanzó sobre su amigo y lo tiró al suelo de un empujón, se puso encima de el y le dio un puñetazo en la cara dejándolo K.O.

Lucía veía todo el espectáculo horrorizada, no podía creer lo que acababa de pasar, Javier estaba tirado en el suelo inconsciente y ella tenía miles de sentimientos contradictorios, ¿qué había pasado?, ¿qué le pasaba a Javier con ella?, no entendía nada, ¿estaría bien? Siguió observando el espectáculo paralizada, mientras le resbalaban lágrimas por las mejillas.

David dejó tirado a Javier en el suelo, mientras el resto de compañeros le intentaban reanimar y se acercó a Lucía. 

-       Lucía, No llores – le dijo David secándole las lágrimas – No le hagas caso, ha bebido demasiado y creo que no sabía lo que hacía.

-       Supongo que es eso – respondió Lucía con voz entrecortada - espero que sea eso.

-       No pienses mas, son cosas que pasan cuando uno se emborracha – le dijo sonriéndole con la intención de que ella le imitara. - ¿quieres que demos una vuelta para que te despejes? O si lo prefieres te puedo acompañar a casa – le dijo cariñosamente

-       Si me acompañas a casa te lo agradecería, creo que será mejor que mi hermano se quede con Javi, no creo que pueda llegar solo a su casa y menos conducir – dijo Lucía intentando devolverle la sonrisa.

-       Eso está hecho preciosa, vamos a despedirnos y te acompaño – le dijo cogiéndola por el brazo y acercándose al grupo, donde estaban atendiendo a javi el cual seguía muy borracho pero ya despierto. – Chicos voy a acercar a Lucía hasta su casa, nos vemos el martes en el ensayo.

-       ¿Estás bien Lucí? – preguntó Carlos preocupado.

-       Sí, tranquilo, estoy bien – Contestó Lucía visiblemente afectada.

-       Trata bien a mi hermana… - Dijo Carlos mirando a David.

-       No lo dudes – dijo David guiñándole un ojo, mientras se daban la mano como colegas.

Se estaba marchando hacia la salida cuando Lucía notó que le tocaban la espalda para llamar su atención, al darse la vuelta se encontró con Javier, de pie delante de ella, mirándola fijamente. El primero en hablar fue David.

-       ¿Qué quieres ahora Javi? – pero no contestó, se quedó allí sin decir nada, mirando a Lucía a los ojos, mientras lucía le mantenía la mirada. – Déjala, creo que por hoy has hecho suficiente – continuó David.

-       Está bien David – Dijo Lucía- No pasa nada, déjanos un segundo, por favor.- dijo mirando a su nuevo amigo – no me va a hacer nada.

-       Está bien Lucía, pero estaré ahí mismo- dijo mirando a Javier sin intención de disimular su cabreo.

 

David se dio media vuelta y se alejó unos metros, no se fiaba de la reacción de su amigo después del episodio anterior.

Mientras Javier seguía de pie delante de Lucía sin decir nada, solo la miraba.

-       ¿Quieres decirme algo? – preguntó Lucía, temblando como una hoja.

-       Necesito que me perdones – Dijo Javier en un hilo de voz, casi no se sostenía en pie, seguía muy ebrio. 

-       Tranquilo, todo está bien.- dijo preocupada por él, parecía que se caería en cualquier momento.- ¿te encuentras bien, Javi?

-       No, no me encuentro bien – hablaba tan bajito que casi era inaudible, la siguió mirando a los ojos – No soporto verte con ese… dijo arrastrando las palabras y en ese mismo momento cayó desplomado al suelo delante de Lucía.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com