La hija de mi vecina

Por animo
Enviado el 11/11/2013, clasificado en Adultos / eróticos
179046 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Soy un hombre de 52 años casi 53 vivo con mi mujer y mi hijo en un edificio de 8 pisos. Yo estoy en el piso nº 3, llavamos ya muchos años viviendo aca, por lo que nos conocemos entre todos los vecinos.

La historia comienza hace un año atrás aproximadamente, cuando llega a vivir al piso nº 4 sobre nosotros, una mujer de unos 45 años muy buena moza y su hija que al verla no pude evitar tener una fantasia con ella, es una chica de unos 22 años alta delgada, muy linda de pelo largo.

A los pocos días de haber llegado, estando mi mujer y yo almorzando, nos dimos cuenta que habia un ruido molesto que venia del piso de arriba, era presion de agua que al abrir la llave comenzaba a sonar muy fuerte, que de verdad, molestaba mucho al oirlo.

Fue ahí que le dije a mi mujer, voy a subir y ver que problema tiene con esa llave para poder quitar ese ruido molesto. Mi mujer me dijo pues bien sube, aprovecha de darle la bienvenida a nuestros nuevos vecinos y le arreglas la llave.

Asi lo hice, subí, llamé a la puerta y me abrió nuestra nueva vecina que repito esta bastante atractiva. Ella me preguntó que se me ofrecía y cuando le explique que era el vecino del piso de abajo, me hizo pasar y me mostro la cocina para ver la famosa llave que tanto ruido generaba.

Estaba en eso, cuando de pronto una voz muy dulce me dice, "hola como esta, veo que nos está arreglando la llave", me doy vuelta y la veo a ella, ufff una rubia hermosa, 22 tiernos años con unos short de jeans que hacian ver en plenitud sus blancas y largas piernas y una blusa que apenas dejaba disimular que estaba sin sujetador, ya que era evidente la dureza que se le formaba por tener sus pezones con le roce de su blusa. No pude evitar mirar aquella figura, la saludé y le dije, "encantado soy el vecino de abajo y vine a ver que pasa con esta llave".

Luego entra su madre a la cocina y me dice, "ella es mi hija vivimos las dos juntas, digame que no es linda mi hija", yo asentí con la cabeza y le dije es preciosa su hija la felicito.

Despues de varios intentos por corregir la maldita llave, la verdad es que eso significaba comprar algunos repuestos para poder terminar la falla, por lo que quedamos de ir a comprar y volver al día siguiente a arreglar la llave.

Cuando me despedí de aquellas dos damas, al momento de acercarme y besar a su hija en la mejilla, senti que ella se acerco mas de la cuenta y me dio un beso a mitad de la boca, algo asi como entre mejilla y boca, me regaló una sonrisa y me dijo " mi mamá mañana no estará en todo el día, no hay dificultad para que venga igual a reparar la llave en mal estado", lo que su madre confirmó y me dijo suba apenas pueda mañana, mi hija le abrirá la puerta para que pueda terminar lo que vino a hacer....

Yo me fui un poco inquieto...en mi cabeza pasaban muchas cosas, pero después me preguntaba, ya no fantasees tanto que en la realidad las cosas no siempre son como uno las desea o las imagina.

Que equivocado estaba............


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com