Intercambio de pareja con mi amiga

Por Liberada
Enviado el 14/11/2013, clasificado en Adultos / eróticos
129735 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Con Claudia mi amiga, después de semejantes masajes quedamos más depravadas que nunca se nos ocurrían cada cosas que hacer, apostábamos a no ponerse calzón y salir con vestido a la calle, hacer toples en la playa y artes cosas que después les contare.

Faltaban solo 2 días para que llegaran nuestras parejas, así que empezamos a planear que podríamos hacer para recibirlos, decidimos arrendar una cabaña y tenerles una sorpresa haya. Decidimos jugar un juegos, embriagarlos y ella calentar a mi pareja y yo al de ella, todo estaba permitido menos la penetración.

Llego el gran día, hay estaban ellos y nosotros nos reíamos solas con las travesuras que teníamos planeado, llego la noche según lo planeado nos fuimos a la cabaña con mucho alcohol, conversábamos de la vida, a ellos les comenzaba a hacer efecto el alcohol, para no mentir a nosotras también pero como tomamos podíamos aguantar un poco más, Claudia se acerca a mi pareja y se sienta en el sillón a un costado del mientras seguían conversando, noto como mi pareja se queda pegado mirando esos enormes pecho, que se apreciaban muy bien con el escote que traía, yo hago lo mismo me acerco a javier, y me siento sobre su mano, o disculpa le digo mientras el saca su mano lentamente el descarado yo siempre con vestido y colales si que el sintió mi trasero en plenitud, mientras mi amiga comenzaba a jugar asiéndole cosquillas el siguió el juego y cada vez que le trataba de hacer cosquilla ella se movía para rosas su pechos en las manos, al rato ya se notaba que entre juego y juego en la mano ciaba descaradamente, yo en cambio le pedí que bailáramos salsa un rato, él me dijo que no sabía bailar, a lo que le dije sígueme, ice que me abrazara por atrás y le dije muévete conmigo, yo me movía al ritmo de la música y tiraba mi culito asía su miembro, ya en unos par de minutos comencé a sentir que su miembro se estaba poniendo durito, me doy vuelta y le pregunto , que paso niño, a lo que él me responde me calientas mucho, y yo le digo pero está tu esposa , y él me dijo creo que no se dará cuenta, miro y él tenía su mano metida entre su blusa agarrándole las tetas, entonces aprovecha le dije, y el empezó a tocarme.

Luego de un instante el manoseo era descarado, cuando veo que ella le saca su pene y se lo mete a la boca, la situación me éxito mucho, como gozaba ese hombre, se lo chupaba como loca y él no lo podía creer.

Yo por mi parte no me quedaba atrás, saque su pene y me lo introduje todo en mi voca lo hacía de una manera loca como nuca se lo avía echo a mi marido, hasta que siento sus espasmos dentro de mi boca y la siento toda su leche dentro de mí, sigo y sigo hasta saber que no hay ni una sola gota más, mi marido mira y lo ve todo, veo en su mirara algo de rabia, creo que por hacer eso que nunca se lo había permitido a él, dio vuelta a mi amiga y le comenzó a lamer su ano, a manosear las tetas, se para la pone en 4 y pone su pene sobre su culo, lo empezó a pasar de arriba hacia abajo desde su vagina hasta su ano, sin meterlo, bueno ese era el trato que llegamos con mi amiga, ella la verdad no sé si se acordaba se veía loca y miraba a su marido con una cara de puta, al parecer a él le excitaba la situación porque nuevamente volvió a la acción, me comenzó a tocar y a masturbar, mientras siento un quejido muy fuerte, el con ella, se lo estaba metiendo por atrás, muy despacio el imbécil tenía una cara de placer que nunca se la avía visto, ella no se quedaba atrás, a mí me dio rabia y me retire un poco al baño, ese no era el trato, él se lo lograba meter por completo, lo sacaba y lo entraba, era una cara de placer que nunca se la avía vistos, ella comenzó a mirar a su marido y lo llamo la muy puta, le agarro el pene y se lo comenzó a chupar, y mi marido por atrás, y siento como ella grita un orgasmo de placer dios mío como tiene que haber gozado, mientras seguía chupándole y comiéndose el pene de mi marido con su cola, y la muy puta grita otra vez de placer, llevaba dos orgasmos y yo hirviendo pero de rabia, cuando siento gemir a mi marido y da un grito de placer muy fuerte , se había venido dentro de su cola, el sueño lo avía echo realidad, tenía una sonrisa que no le cabía en la cara, cuando mi amiga de dice a su marido que siga por atrás, el obedece y también termina dentro de la muy puta.

No lo podía creer lo que parecía una noche increíble, solo ellos lo pasaron bien, yo me fui al cuarto y me puse a dormir, con una rabia y unas ganas de venganza. Al otro día nadie se hablaba, el ambiente estaba algo denso pero nadie comento nada del asunto.

Si les gusten mis historias comenten, esto paso en febrero de este año, hasta la fecha tengo tantas que les podría contar.

Besos.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com