sentimiento clandestino

Por gabriel
Enviado el 12/11/2013, clasificado en Poesía
486 visitas

Marcar como favorito

el efimero e hipotetico caso
fugaz y precoz de mi deseo
es similar a tu indiferencia
histerica y audaz que todo silencia.

sin mas causas, podria darme por vencido,
pero es imposible calmar mis ansias
cuando mis ojos buscan tu mirada
al encontralos, mi vida tiene sentido.

como encontrar la pausa, la calma...
si tu presencia absorve ambas.
no puedo encontrar el motivo,
mas sencillamente, tu ausencia en dos me ha partido.

sin mas, no se porque quiero encontrarte,
para hablar, reir, preguntar, filosofar,
aunque mi deseo mas fervoroso es ilusionarte,
sorprenderte, estremecerte... provocarte.

soy una persona mas de la que ves a diario,
una charla fugaz, una sonrisa picara,
una frase complice, un deseo de buen dia,
una expresion de a veces de melancolia.

en lo mas profundo de mi intimidad,
mi humor cambia si no te veo,
y un par de veces pude ver,
que buscabas con tus hermosos ojos,
con tu experimentada mirada,
buscandome para ver mi presencia.

necesito una solucion para este mediocridad,
mas no puedo actuar, mas de lo debido,
a que ambos tenemos miedo, en lo mas indirecto,
a no dar el paso decisivo,
a no jugarnos en la clandestinidad,
a escondernos de los ojos chismosos de la sociedad.

mientras tanto te estare esperando,
estare aca, donde siempre me ves,
añorando algun dia,
y por la sagrada paciencia,
que tu y yo podamos tener aunque sea
un hoja escrita de nuestra historia,
en nuestra corta vida.

dichosa suerte de ese hombre que esta contigo,
que despues de tantos años de amor,
el tiempo te ha dejado en un segundo plano,
que injusta que es esta coincidencia,
tengo mas tiempo para ti,
mas no tengo tu tiempo...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com