El Coleccionista

Por Logmathr
Enviado el 19/11/2013, clasificado en Ciencia ficción
1209 visitas

Marcar como favorito

Sirdento Arkpafanto MultaspektaDetective privado híbrido, atemporal y transdimensional, de 2 cerebros - cerebro orgánico nacido bajo el signo de sagitario dentro de un cefalotorax arácnido, cerebro mecánico enzamblado en Venus detallado en Kratero - a bajo precio, promete encontrar el busilis de cualquier problema existencial de indole indeterminada. Cuenta con conjuros matemáticos, antimaterializador, campo de energía oscura, armadura anti control psicotrónico, nano-insectos unicelulares, colección de juguetes asexuales para seres inorgánicos pertenecientes al Núcleo de galaxias C, ejército milenario de tetraedras orgánicos de alma artificial y, lujosa nave espacial de hueso entre otras cosas vulgares de soporte técnico clasificado. Marcar a cualquier hora o dejar mensaje a la hora universal del té a: ƵΨΓÐΣΠΤΩΛЯКРǍΞΛΠΨΟϢЦΊͲΔΖΡΣѪTД
Así leyó Krishnamurti V en una de los anuncios monolíticos que decoraban, sutilmente, aquella taberna de mala muerte donde se encontraba tomando fluidos gástricos ungulados de efectos placebos divertidos. No se imagnó, ni por un instante, que las respuestas a todas sus preguntas, se encontraban, fríamente, escondidas y aglutinadas en el bajo relieve del anuncio de Arkpafanto. El no poseer la habilidad para preguntasre a sí mismo las cosas importantes de la vida, no fue impedimento suficiente para que el subconsciente y la estadistica lo hiciertan tomar la umbrela intergálactica descodificadora de silencios y clave Vortz.

Le costaba trabajo saber como comenzar una conversación que no figuraba en las redes neutrónicas de su sistema relacionador de ideas ubicadas en su séptimo tentáculo.
El que habló primero fue el detective, quien sabía bien lo que estaba pasando. La estirpe de Arkpafanto pertenecía a un antiguo linaje de producción en serie que conjeturaba el futuro y vaticinaba el universo.
- Aquí el detective Arkpafanto, voy para allá – dijo elegantemente con silencios , como hacía por lo regular, dentro de la rutina de nunca hacer la misma cosa 2 veces aunque eso lo llevara a una aburrida inmortalidad . Aveces, se confundía su habilidad para vaticinar los deseos del cliente con una crisis económica universal que, lo hacía orillarlos a un punto determinado donde lo contrataban a nivel inconsciente, como si manipulara la situación del mejor modo y de la manera más rapida posible, extrayéndoles de su cerebro la opirtunidad de decir siquiera su nombre. Solo parte de sí sabía la verdad, nisiquiera su cerebro mecánico, quien en los menesteres de psicólogo era facilmente opacado por su cerebro orgánico, que contaba con la astucia de un inconsciente nato a quien no se le podía ocultar la verdad, aunque en ocasiones, cabe resaltar, se hacía el loco para no procesar información autodestructiva.

Colgando la umbrela comunicadora intergaláctica, se teletransportó instantaneamente a donde estaba el cliente (lugar que omito por razones personales) de un solo movimiento de su POL (phallus ouroboros láser) separó el cuerpo de las 7 cabezas del cliente , así como los 23 tentaculoides sobre los que éste se apoyaba y desplazaba, liberandolo del Yo que lo carcomía por dentro.
De este modo se resolvía uno más de los misterios de la naturaleza, la matematica, la etica, la moral, la filosofia, la economia, la paz, la guerra, la eveolución de las especies biomecánicas sobre las exclusivamente biológicas y las exclusivamente mecánicas, etc, etc, etc. Un gran paso para su colección, pero un pequeño paso para el cosmos, donde nada de lo que conocemos o conoceremos importa o importará.
FIN






Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com