Todo y una casualidad 3

Por La solitaria
Enviado el 23/11/2013, clasificado en Amor / Románticos
485 visitas

Marcar como favorito

Entonces me di cuenta de la figura que me había salvado , un chico alto , de ojos verde y moreno que me miraba con signos de curiosidad y con algo que no se explicar. El seguía a mi lado , en el suelo , clavando en mi sus profundos ojos que llegaron a mi desdichada alma, y yo como tonta solo supe decir un gracias . Me levanté y clavé mis ojos en el chico , le vi sangrar , entonces mi lado más humano saltó , abandoné la cera y me dirigí a una tienda , aquel chico debió haber pensado que me iba a manchar porque se sorprendió al verme tres minutos después con una botella de agua y una cocacola . Me dirigí a el con la botella de agua mientras intentaba sacar un pañuelo de un bolsillo, me acerqué a él , eché un poco de agua en el pañuelo y se lo puse cuidadosamente en la herida, aunque no pudo evitar mostrar una queja de dolor. Me miró desconcertado , yo no supe decir más , me seguía mirando de una forma peculiar , sin remedio , me presenté , el se presentó , entonces llegó el momento menos esperado, mi madre llamándome , preocupada que donde estaba , así que tras unas breves palabras me disponía a irme , cuando me llamó:

-Laura

-¿Si?

-Espero volver a verte

-Yo también lo espero Ángel.

Esta fue la primera conversación que me llegó al corazón , y espero que no sea la última .

Lo veo todos los días , especialmente porque ha llegado nuevo a mi colegio , y está en mi clase. No puedo negar que me encanta ver como me mira con esos ojos , y cuando lo miro yo a el , aparta la mirada. No puedo negar que me agrada su compañía todas las mañanas camino al colegio, insistió bastante en acompañarme , yo no me pude negar , así que todos los días a las ocho de la mañana le espero con frío en mi puerta , ya me da igual que sea lunes o viernes , la semana se ha convertido en pequeños momentos que paso con él , cada paseo junto a el mientras que me cuenta divertidas anécdotas sobre su vida familiar , me dice que a veces se toca la herida que se izo el primer día que nos conocimos ,porque le gusta el tacto de mi piel , eso me izo enloquecer , hasta tal punto que tenía la cara más roja que un tomate .

Solo nos conocíamos apenas de un mes entre risas, cuando me pidió que quería llevarme a su casa , porque quería presentarme a sus padres , ya que decía que era muy importante en su vida. Yo acepté ya que… No sé porque acepté la verdad.

Faltaba una hora para ir a casa de Ángel , así que decidí dar un paseo ya que necesita pensar en todo lo que se me había acontecido durante un mes , cuando de repente escuché el ruido de una bicicleta , así que me aparté , el chico que la conducía se paró a mi lado y me di cuenta de que era el mismo que hacía un mes casi me atropellaba. Me miró y me pregunto si era la misma chica de hace un mes , a ver , había vuelto a ser yo , por lo tanto iba más formal , yo le respondí que si , el se abalanzó hacía a mi , pero eso no lo iba a permitir , asi que me aparte y me dirigí a casa de Ángel.

La cena transcurrió bien , sus padres eran simpáticos y agradables conmigo pero Ángel estaba muy raro , no me dirigía la palabra , y a penas compartía una mirada . Al terminar de cenar , sus padres propusieron que fuéramos a su cuarto , a ver una peli, que así estaríamos más cómodos y podíamos hablar.

Nos dirigimos a su cuarto sin intercambiar palabra, entré en su habitación y cerró bruscamente la puerta. Me miró enfadado y empezó a gritarme , a decirme porque tonteaba con ese chico de la bicicleta, yo lo mire confusa , ya que en ese momento no caía de que me estaba hablando ,entonces entendí:

-Se abalanzó hacia a mi , pero yo me quité.

-¿Pero entonces no os besasteis?

-¿Qué? No . ¿Qué más da , si nosotros no somos nada?

-Es que …

Me dejé llevar en ese momento por mi mente , le pasé la mano por el cuello , lo miré fijamente y le besé , el pasó su mano por mi cintura , me aparté y le seguí mirando , le volví a besar. Todo esto se repitió durante largo tiempo . Tumbados sobre su sillón me miró y me dijo lo que mi corazón deseaba:

-Te quiero Laura.

-Te quiero Ángel.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com