MI DESTINO ERES TU (Cap. 4) "El reencuentro"

Por PrincesitaLove
Enviado el 24/11/2013, clasificado en Amor / Románticos
986 visitas

Marcar como favorito

Capitulo lV “El reencuentro”

La 8:00 pm, los invitados están por llegar, grita la tía Lulú. Yadira se apura a vestirse, luciendo un vestido corto color verde esmeralda luciendo sus delineadas piernas, su cabello negro y largo, la muchacha era toda una bella mujer.

Terminando de arreglarse, Yadira baja a la cocina a ayudarle con la cena a su tía, ya solo faltaban los últimos detalles, enseguida se escucha el timbre, _Deja y voy a abrir, dice la tía Lulú, _No te preocupes tía, tu sal a atender yo cuido que no se queme la comida del horno, en cuanto quede lista te alcanzo, concluyo Yadira.

Lulú_ ¡Bienvenidos! -muy efusiva-

Bertha_ -saluda de beso- Gracias Lulú.

Graciela_ -saluda- ¡Hay mi tía querida! ¡Gracias por celebrar mi cumple!

Lulú_ no lo agradezcas corazón, pero pasen -todos entran a la casa-

Graciela_ Mira tía, no sé si recuerdes a Yolis y Nina -señalando a sus amigas-

Lulú_ -sonríe- si, como no… ¡que hermosas están!

Yolis y Nina_ -ríen- Gracias señora.

Lulú_ -sonríe- no lo agradezcan, ¿y cómo está el chico más guapo y afortunado por ser el novio de mi sobrina?

Novio_ -sonríe- _ muy bien tía, ¿y dónde está el tío Beto?

Lulú_ No tarda en llegar hijo, pero siéntense, ya pronto estará la cena… en la cocina esta mi sobrina, ahorita se las presento… déjenme ir a ayudarle a sacar el pavo del horno.

Novio_ No tía, no te apures deja y yo ayudo.

Graciela_ -sonríe- si tía, mi amor es un experto para la cocina, por eso no me preocupo -ríe-

Mientras tanto, Yadira se aproximaba a abrir la puerta del horno pero al intentar sacar el recipiente se quema ligeramente la mano dando un pequeño brinco hacia atrás, al momento de el impulso topa con una persona, dándole un tremendo pisotón _!Auchs!, un hombre se quejo, este mismo la sostiene para que ella no resbalará y por instinto al momento de recuperar su equilibrio Yadira voltea y ambos se sorprendieron _¿¡tú!? Dos voces se escucharon al mismo tiempo, después un silencio los cubrió y solo sobresalían las miradas que decían más que mil palabras.

¡Sí! ¡Era Eduardo! ¿Cómo era posible? Ambos se preguntaban, los dos estaban en show, nunca pensaron poderse encontrar en ese lugar. Pasaron segundos que fueron eternos, el aun sosteniéndola de los brazos y ella lanzando una mirada de desconcierto.

Lulú_ -entra a la cocina preocupada- _ ¿qué ha pasado?

Eduardo inmediatamente suelta a Yadira…

Eduardo_ -nervioso- No ha pasado nada.

Yadira_ -nerviosa- si, tía. No te preocupes.

Lulú_ hemos escuchado unos gritos.

Yadira_ -ríe nerviosamente- ¡Oh! Si, es que por tonta me he quemado la mano y sin querer he pisado al Licenciado.

Lulú_ -preocupa- pero hija, como no me voy a preocupar, ¿haber esa mano?

Yadira_ -le muestra su mano quemada- solo me arde un poquito.

Lulú_ ¿poquito? Pero si la tienes muy roja, permítanme ahora regreso iré por una pomada a la habitación. -Sale de la cocina-

Eduardo_ -preocupado- deja y te ayudo -abre la llave de fregadero y toma la mano de Yadira- inmediatamente que te quemes debes de meter la parte quemada sobre un chorro de agua fría, paraqué no se te inflame o te duela mas. -mira a Yadira a los ojos-

Yadira_ -ardiendo pero por dentro con esa mirada- Gracias, es usted muy amable. –sonríe tímidamente-

Eduardo_ -estando tan cerca de Yadira, sus impulsos por besarla eran mayores- Nunca pensé encontrarte aquí.

Yadira_ -nerviosa- ni yo a usted.

Lulú_ -entra de nuevo a la cocina- ¿cómo va esa quemadura?

Eduardo_ un poco mejor, eso creo.

Yadira_ por lo menos ya disminuyo el ardor… -asustada al recordar el pavo en el horno- ¡El honor!

Lulú_ Ya lo he apagado. -unta pomada a Yadira- Listo, será mejor pasar a la sala para presentarte a la familia –salen de la cocina-

Ambos seguían sorprendidos de ese encuentro. Eduardo, no paraba de pensar en lo cerca que había estado de ella, ¿Qué le sucedía? ¿Por qué le gustaba esa idea de encontrársela?

Yadira, aun no comprendía del todo que era lo que hacía Eduardo Sandoval en la casa de sus tíos, pero lo que sabía a la perfección era que le había gustado esa idea, Eduardo esa noche se veía más guapo que de costumbre, lucía un pantalón de vestir negro y una camisa color vino, no lo podía dejar de mirar, sus ojos no se cansaban de ver lo bien que se veía ese hombre que en todos sus sueños la atormentaba.

Lulú_ -contenta- familia, les presento a mi adorada sobrina Yadira.

Yadira_ -saluda en general con una sonrisa- Hola, mucho gusto.

Lulú_ -señalando a uno por uno- hija, ella es mi hermana Bertita, el mi cuñado Alfonso, ella mi sobrina Graciela, ellas son amigas de Grasi, Yolis y Nina.

Todos saludan amablemente a Yadira.

Lulú_ -señala a Eduardo- y él me imagino que lo has de conocer, ya que es tu director. Eduardo Sandoval, el novio de Gracielita.

La sonrisa que mantenía Yadira se había esfumado inmediatamente cuando había escuchado que Eduardo era novio de Graciela, sin poder disimularlo la chica miro a Eduardo con dolor, no podía fingir su tristeza al saber que el hombre que le había robado el sueño estuviera enamorado de otra chica, una chica que era sobrina de su tía.

Eduardo, cuando Lulú menciono ese gran detalle sintió como su corazón se le salía, y no tanto de amor por Graciela, solo que no podía concebir lo que se había dicho enfrente de Yadira, esa chica le partió el corazón en cuanto lo miro con ojos de nostalgia, ¿pero qué podía hacer? Graciela era su novia, no era mentira ¿pero porque le importaba que Yadira se enterara? No lo sabía, ¿por qué no dejaba de sentirse mal? Por primera vez se había topado con la duda de si realmente quería a Graciela.

Eduardo_ -serio- _Ya nos conocíamos.

Yadira_ -seria- _así es.

Graciela_ -bromeando- ¡Huy! ¡Qué seriedad de ustedes dos! -ríe- _Prima, no te preocupes aunque Eduardo sea tu direc, aquí estamos entre familia así que tu bebe todo lo que quieras.

Yadira_ No, yo no tomo.

Eduardo_ -serio- es bueno que no tomes, ya casi no existen mujeres que se cuiden.

Graciela_ -molesta- ¿¡Hay ya vas a empezar!? Mi amor, ¡agarra la onda!

Lulú_ ¡Bueno, bueno ya basta! Pasemos a la mesa, Beto ya viene en camino.

Toda la noche Eduardo y Yadira, no perdieron rastro de cada movimiento que daban. La muchacha moría de celos al verlo con Graciela y el moría de ganas por sustituir a su novia por Yadira, quería que todos desaparecieran con la finalidad de quedarse solo con ella.

¿Ahora qué pasaría después de este descubrimiento? Los dos se preguntaban, ¿Yadira dará todo por perdido y tratara de olvidar lo que siente? Ya no queda más opción que resignarse pues ya no cabe una posibilidad de que él se fije en ella. 

Esta historia continuara... ¿que sucedera?


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com