UNA SOMBRA EN EL CAMINO...

Por Giovanni
Enviado el 25/11/2013, clasificado en Fantasía
705 visitas

Marcar como favorito

Tuvo el valor de llegar hasta aquel árbol,sus piernas ya no le hacian caso y sus ojos no tenian mas lágrimas que derramar.Todo cuanto tenia lo habia dejado atrás..

Una vez llegó,se sentó lentamente y apoyó su dolorida espalda en el tronco de aquel majestuoso árbol.

Cuando al fin cojió un poco de aliento,empezó a mirar hacia arriba,y poco a poco sus ojos se fueron cerrando.Hasta que se quedó dormido.

Tenia los lábios cuarteados de la sed,las rodillas peladas de arrastrarse,y las tripas retorcidas del habre de tres días..

Pero no era eso lo que le apenaba el álma.Era algo mas importante para el,algo que sabia núnca mas iba a volver a tener.

Habia perdido su felicidad.

Alguien en el camino se la robó poco a poco,con tal sutileza que ni se enteró.

Al venirle a la memoria su pesar,abrió los ojos con desespero.Lo primero que vio fueron las hojas y las ramas moviendose con la brisa del viento.

Entonces pensó en aquel árbol tan grande allí,en medio de la nada. ¿como podia haber crecido tanto sin apenas agua?

Todo a su alrrededor era árido y no habia mas sombra que la suya.

Entonces se giró,y cerró de nuevo sus ojos al mismo tiempo que abrazaba aquel enórme trónco.

Sus manos se agarraban a el como si su vida dependiera de su firmeza.Y empezó a sentir algo muy raro..Era como si aquel árbol le quisiera contar como se sentía..

Durante un rato el muchacho sintió que no era el,el único que se sentia solo y desamparado.Pudo notar la tristeza que su nuevo compañero cargaba por dentro.Y cual hablara con una persona,le preguntó ;

árbol..¿ como es posible que aún estando tan solo en medio de este desierto,hayas llegado a crecer tanto y tus hojas sean tan verdes,y tu cuerpo tan récto y fuerte?

Tras un silencio mudo,el mismo se contestó...

Ya lo sé!! Sé que el único modo de que hayas sobrevivido es la esperanza.Tus ramas han tenido que aguantar mucho viento para despues estar tranquilas.Tus hojas paran el fuerte calor del sol,para darles sombra a nadie.Porque nadie jamás se ha parado a disfrutar de ti.Eso te produce mucha tristeza,lo sé.Y cuando cáen unas gotas de agua,las guardas en tus raíces para los dias de sequía.

Árbol,eres el ejemplo vivo de la persisténcia.No te rindas núnca..Sigue siendo fuerte,tal vez mañana tengas otra visita de alguien como yo.Y le podrás ayudar sin apenas hablar.Como a mi ahora mismo..

Debo seguir mi camino,y te agrdezco tu lección...

Pensé ser el úlnico ser vivo de estas tierras,ya me daba por vencido,y no caí en que tambien estabas tu.

El muchacho descansó un rato a la sombra y luego siguió su camino.Pero cargado de esperanza e ilusión por tener de nuevo la alegría en sus manos.

Años mas tarde,un hombre que llegó de muy lejos junto a una bonita familia,compró todas aquellas tierras.

Y aquel árbol fue el lugar de muchos momentos felices para todos ellos.

Ya cuando el jóven fue viejo,pasaba las tardes junto a su espósa,que lo creía loco por pillarle a menudo hablando con su gran amigo.Éste estaba precioso,rebozante de color y tupído de hojas.

Ámbos se encontraron en el camino,y no quisieron separarse jamás.

j.m.a.c.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com