ALTERNATIVAS EN LAS QUE CREER

Por dapiso
Enviado el 04/12/2013, clasificado en Reflexiones
489 visitas

Marcar como favorito

 

 

 

 

                              ALTERNATIVAS EN LAS QUE CREER

 

Es difícil valorar acertadamente a quién le corresponde la responsabilidad de los problemas mundanos que se ciernen sobre nuestra sociedad. Es complicado atribuir a unos u otros determinadas culpas. No se puede hacer recaer siempre, aunque en muchas ocasiones de ahí provenga el problema, toda la responsabilidad de los casos de vandalismo sobre unos padres a los que corresponde, en gran medida, la educación de unos hijos, o sobre unos tutores temporales que son los profesores, pues son también muchas las miras, las personalidades y las influencias a las que están sometidas las personas. Y son muchos los caminos erróneos por los que se puede conducir una persona. Sería bueno crear alternativas culturales viables, que se pensase más en las posibles salidas laborales de la juventud, favorecer la situación a veces preocupante de gente que no encuentra salidas positivas a su desencuentro con la misma vida, debiéndose ampliar y fomentar un ocio más sano y no invertir tanto en modernizar un mundo, carente, para muchos, de porvenir y de salidas acertadas que carcomen la cabeza a cualquiera. Se debería intentar conseguir una imagen más positiva de lo que es la existencia humana. Y si fuera necesario y posible, equiparar los salarios y que no sean tan desiguales, cuando hay gente que apenas percibe una paga digna y otros ni siquiera pueden tener expectativas de encontrar un trabajo y están abocados a la misma ruina. Y enseñar a quien ve la vida tan negativamente tenga otras miras sobre lo que le rodea. No facilitemos la aniquilación de las personas; ayudémoslas a reconstruir sus vidas. Y hay que tener en cuenta que, cuando se adjudican papeles, los demás tienden a desempeñarlos; por ese motivo, hay que tratar de no destacar las desmesuras de alguien, sino intentar comprenderle en toda su dimensión y pretender encaminarle por los caminos más saludables para todos, entendiéndoles cómo irresponsables del momento, a los que hay que hacer entender que la vida no consiste en llamar la atención con tales despropósitos, ni destruyendo lo que es un bien común. Cabría decir más abiertos hasta al amanecer y menos noches de insomnio por algo que complicadamente puede solucionar la falta de sueño de causas un tanto perdidas. Y llegados a esta situación que hay que evitar, por preocupante que sea, no lo es tanto la vida desajustada de uno como el desajuste con la vida de todos. Hay que intentar hacer consistir la realidad en algo asimilable, provechoso y de futuro para quien carece de sentido cuanto puede hacer consigo mismo. En resumen, nuevas perspectivas para todos y modificar vidas desorientadas.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com