Despierto (parte 2)

Por Daiguidans
Enviado el 19/12/2013, clasificado en Intriga / suspense
589 visitas

Marcar como favorito

Irme, me estoy moviendo, voy hacia algún sitio desconocido. Mi cuerpo me impulsa a avanzar, quiero creer que es sensato seguir obedeciendo los escasos impulsos que siento.

¿Qué sé de momento?

He salido de una habitación, una habitación parecida a las que había alrededor, sé de anatomía, sé contar al menos hasta 3, sé que me gusta la pintura y la anatomía, y ahora también sé que me pueden sangrar los ojos. Dejad de sangrar.

Puedo ver un largo pasillo a mi alrededor, no hay luces y aun sí puedo ver, puedo reconocer varios colores de la gama cromática. Deja de sangrar.

Hay otra puerta cerrada en el pasillo, me ha costado abrirla con sólo tres dedos. A mi alrededor hay una habitación igual que la mía, el mismo tanque roto con líquido verde, cristales rotos, dibujos de anatomía humanoide, y el ser supuestamente salido de su interior se está comiendo mi tercer dedo de la mano izquierda. Parece que está disfrutando con ello. ¿Está alegre?

El caso es que no me importaría que se comiera todos los dedos si supiese cómo pegármelos después, y si me quedo sin dedos no podré abrir puertas.

Detente

Es curioso, no pensaba que mis órdenes funcionasen con otros, parece que le tiembla el cuerpo, quiero decir... se vé que quiere moverse pero no puede. Voy a probar con una orden más sencilla...

¿No comas más dedos?

Se le ha desencajado la mandíbula... y uno de mis ojos se ha caído, aquí está pasando algo raro…

Después de ver con detenimiento la habitación, me doy cuenta de que no tiene nada diferente a la mía. Así que vuelvo al pasillo mientras el ser con la mandíbula desencajada retoma su investigación. Casi olvido mi ojo.

En el pasillo solo ha habido un leve cambio, a lo lejos hay una persona vestida con túnica negra, se da la vuelta, tiene la cara tapada con una máscara de pájaro, me ha visto y se acerca lentamente hacia mí.

En lo que tarda en venir investigaré la habitación de enfrente. Pero nada, todo parece estar igual, así que salgo de la habitación.

Creo que han pasado 2 o 3 veces 3 segundos más o menos, pero el ser enmascarado ya ha conseguido llegar aquí. Es más alto que yo, a través de su máscara no puede verse nada salvo un par de ojos cansados, totalmente negros...

Me ha arrancado el otro ojo, no veo nada.

No ha pasado nada, el encapuchado ladea la cabeza y... un momento, ¿debería haber podido ver eso sin ojos? Deja de sangrar.

Me ha arrancado la nariz. Ahora mi nariz no sangra... poco, sangra a borbotones, no puedo respirar, creo que me ahogo.

El ser enmascarado me ha devuelto la nariz y el ojo. Sorprendentemente se han quedado pegados, y cuando he ido a arrancarle el corazón me lo ha impedido. Ahora él tiene mi corazón en su mano, estará comprobando que está vivo, puesto que sigue latiendo. Tras un largo rato me devuelve el corazón y cierra el agujero, no entiendo por qué hace eso. También corta 3 dedos de un hombre dormido en el suelo y me los pega, no me gusta tener dedos de otros, pero tendré que tenerlos hasta que sepa cómo abrir puertas sin dedos.

Quiero preguntarle cosas, pero no sé cómo comunicarme, tal vez por los dibujos, recuerdo que sé dibuj… deja de san… ¿grar?

Mi nariz ya no sangra, puedo verlo con mis propios ojos. Espera un momento, yo había perdido un ojo. ¿Cuándo ha vuelto a crecer? El otro se me ha perdido.

Me gustaría preguntarle muchas cosas al enmascarado, pero no sé cómo. Voy a ver si descubro algo, espero que siga aquí cuando vuelva.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com