No se salir de este bar

Por Pepi Toria
Enviado el 29/12/2013, clasificado en Varios / otros
383 visitas

Marcar como favorito

No se salir de este bar

estoy borracha desde que te fuiste,

me he convertido en la mascota

de un camarero triste.

Pero no estoy sola aquí,

he encontrado a gente, como yo,

perdidas en en el fondo de un vaso.

Somos sombras, seres oscuros

que nadie ve ni escucha

ni querrían tener cerca.

Esperamos un consuelo que no llega,

el abrazo de alguien que no está

o el beso de unos labios que no existen. 

Tampoco nadie podría 

aliviar un dolor que se ha tatuado

dentro de las tripas.

Pido otra copa, 

mi amigo ya sabe lo que bebo,

aparto el pelo de mi cara, 

sonrio y lo tomo de un solo trago.

Y por un breve instante 

el calor me inunda,

el bar se ilumina

y las caras dibujan sonrisas.

Y decido que está bien,

que así es como han de estar las cosas

cálidas, luminosas y alegres.

Entonce siento que puedo descansar,

le sonrío a mi amigo:

-no te vayas muy lejos -le digo -volveré enseguida 

y necesitaré algo de beber.

...

Dejo caer mi cabeza sobre la barra, 

cierro lo ojos y me duermo.

Al despertar me duele la cabeza

y miro a mi alrededor.

Las mismas caras tristes, 

respirando el mismo aire cargado

con olor a fracaso y desesperación.

Busco a mi amigo

y le pido otra copa,

me sonrie mientras me la sirve y me pregunta:

-¿no deberías volver a casa?.

...

Yo le miro, agarro la copa,

me aparto el pelo de la cara,

sonrío y me la tomo de un solo trago...

-no te vayas muy lejos -le digo -volveré enseguida 

y necesitaré algo de beber.

...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com