El primer deber del día

Por Juan TOMÁS FRUTOS
Enviado el 04/01/2014, clasificado en Varios / otros
320 visitas

Marcar como favorito

Reza el título de la película que "amanece, que no es poco". Con esa apreciación entre milagrosa y romántica, no exactamente la del filme, nos ponemos en marcha en esta unión singular que hemos creado. Tenemos la suerte de no estar solos.

Nos proponemos vivir el instante y en la espontaneidad. No podemos hacerlo cada jornada, aunque deberíamos, pero hoy vamos así. El fin de semana tiene algo de mágico en ese sentido, y lo queremos aprovechar.

Tomamos una taza de café que sabe a la gloria de un pasado que hemos perpetuado en lo recurrente, pero que salpicamos en este presente con dosis esenciales de felicidad.

La esperanza es una elucubración que tiene visos de realidad en función de nuestra fortaleza. Hoy nos levantamos con la convicción de tenerla: hemos descansado y el corazón y la mente se mueven al unísono.

Nos colocaremos también los zapatos que nos permitirán viajar al "Mundo de Oz", donde reside el cariño. Para trasladarnos con ellos sólo hemos de desearlo de verdad. Por ende, ése es el primer deber del día: amar.


Juan TOMÁS FRUTOS.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com