MI jefa y yo.. parte 1

Por Franfa
Enviado el 18/01/2014, clasificado en Adultos / eróticos
70517 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Todo empezó por chisme… nos hablábamos para contarnos cosas y salir. Luego entramos en conversaciones calientes en las que nos tentábamos a probarnos algún día.

Ella era mi superior, la veía 2 o 3 veces por semana en el sitio donde trabajamos. Tiene un cuerpo deslumbrante, delgado, trigueño, pechos redondos y firmes, glúteos hermosos, soñaba con ella cada noche, me imaginaba lamiendo su clítoris hasta más no poder, hasta que el despertador me hacía volver a la realidad.

Un día de tantos, me toco quedarme en el edificio donde trabajamos, de noche era inmenso y hasta tenebroso, mi oficina era pequeña, la de ella se situaba al frente de la mía. Habíamos estado en una reunión agotadora, por más de 5 horas. Ya finalizada, yo me fui al baño, a ducharme para relajarme y poder quedarme unas horas más terminando lo pendiente. Ella se metió a su oficina con el gerente, cuando salí del baño, vi a mi jefe saliendo de la oficina de ella, acalorado; y ella con la blusa desabrochada. Al ver esa escena mi vagina se calentó de imaginar que abra pasado, y sentí como me mojaba. Ella noto que lo vi todo, y se acercó donde mí. Seguro al ver mi respiración percato lo que me sucedía, entramos a mi oficina luego de una conversación caliente se acercó a mí y metió su lengua en mi boca, quede paralizada, pero reaccione luego, la puse contra la pared y la bese apasionadamente, mientras recorría su cuerpo, quitaba su blusa, besaba su cuello.

Ella me tomo por las caderas, me tumbo en el escritorio y poco a poco beso mi vientre, pasando su lengua alrededor de mis labios vaginales, acariciaba mis muslos, se quitó el brasier y dejo ver sus hermosos pezones rosados, duritos, los cuales paso por mi clítoris, masturbándome con sus pezones y sus dedos me hizo llegar a un maravilloso orgasmo. Me lamió un buen rato, sentía su lengua como pasaba desde mi ano hasta mi monte de Venus, me penetraba con sus dedos hasta llegar a mi clítoris donde lo mordía con suavidad y me cogía a mas no poder.

Me levante temblorosa, por la calidad de los orgasmos; la tome del pelo y la termine de desnudar, mientras mordía sus pezones introducía mis dedos en su mojada vagina, la besaba le basaba el cuello mordía sus pezones, hasta que logre que llegara a un orgasmo completo, al saber que las 2 teníamos nuestros coñitos mojados, la tumbe en el piso, me senté frente a ella, abrí mis piernas y puse su vagina frente a la mía. Su cara de lujuria me indicaba que también quería lo que le estaba ofreciendo… frote mi vagina con la de ella, nos movíamos libremente, yo sentía sus labios con los míos, su humedad con la mía, hasta que explotamos las 2 al mismo tiempo, fue delicioso… me acerque para probar sus jugos, y la lleve a otro orgasmo... cansadas decidimos que iríamos a su casa, para continuar con el juego de pasión la noche entera…

Desde ahí cada viernes nos damos placer entero una a la otra, aunque pensamos en invitar al gerente!


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com