HECATOMBE

Por emilio rivellli rivelli
Enviado el 18/01/2014, clasificado en Humor
393 visitas

Marcar como favorito

No podían seguir viviendo con la angustia que les acechaba. Tres veces por semana, sin previo aviso, recibían una descarga tóxica bloqueándoles cualquier desenvolvimiento social; las colonias vecinas estaban ahora separadas por un mar de detritus que les obligaba al confinamiento; el ecosistema tan prolijamente levantado, se estaba desmoronando a ojos vista. El enemigo estaba dispuesto a acabar con toda sus especie, era un genocidio en toda regla. Preocupados por un porvenir tan poco halagüeño decidieron reunirse en asamblea, trataban la forma de sintetizar alguna resistencia que parase semejante lozadal, al menos debían garantizar un futuro a las generaciones venideras, dejar una memoria sobre su paso por semejante lecho ungueal.

Por mayoría y con voto público, decidieron demandar a la multinacional química que les estaba envenenando la existencia. Los más viejos reflexionaban con pesimismo sobre la situación que estaban atravesando, recordaban otros tiempos en que los seres humanos no estaban invadidos por la obsesión de la higiene extrema, la burbuja de asepsia que aisla del entorno, la alergia a cualquier forma de vida. Aunque fueron siempre un colectivo perseguido, el grado de ensañamiento actual no conocía límites, las armas con que ahora les combatían eran realmente de destrucción masiva, ni un ápice de piedad en aquellos seres que ellos colonizaban. Pero sólo los más ingehuos no acertaban a percibir que la vida de un dermatofito no valía gran cosa, su derecho a la existencia era continuamente pisoteado por esos huéspedes cada día más desalmados y aburridos. No podían entender la ingratitud del poseedor de un pie de atleta.

                                                                          Emilio Rivelli Rivelli


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com