ENSIMISMAMIENTO

Por emilio rivellli rivelli
Enviado el 18/01/2014, clasificado en Reflexiones
371 visitas

Marcar como favorito

El aroma de la medialuna los fines de semana, embadurnada sin prisas con la mermelada de ciruela, retrotrae a espacios de la niñez, frontera de la memoria en que uno se ensimisma, las volutas de vapor del Cola-Cao hirviendo, las risas nerviosas del desayuno antes de partir hacia el colegio.

Uno no deja de preguntarse si los actos repetidos que nos impone la dictadura de la rutina, no son sino las arenas movedizas de una vida que nos preserva de una realidad inabarcable en su vastedad, tal como la vieja mucama evita que el pequeño al que ayudó a criar, pise los charcos de agua que una mañana lluviosa ha dejado sobre el pavimento. El aroma de la medialuna nos ensimisma en los tiempos de la inocencia.

 

                                                                  Emilio Rivelli Rivelli


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com