Mi primer macho delivery.

Por Dra. Maryliss
Enviado el 05/02/2014, clasificado en Adultos / eróticos
99778 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

.... el tiempo que había pasado desde nuestro ultimo encuentro, parecía, casi una eternidad, como si alguien tuviera noción exacta de lo que significa eso, generalmente el tiempo juntos se hace corto, son horas de horas, que se sienten como pequeños momentos... para un encuentro que se da en la mañana, en la noche ya esta haciendo falta uno nuevo, pero nuestros tiempos, ocupaciones, responsabilidades y demás, no hacen posible que sea como uno quiere.

Está además el hecho que la frecuencia de contacto físico, la complicidad, la empatía, la química, la física, la fusión y la fisión que se genera en cada encuentro pueden provocar apegos sentimentales, que en este caso, no viene al caso, así que mejor desentenderse de aquellas ganas y contenerse .... mmmm las ganas, de sentir/lo, gozar, estremecerme, de la explosión de sensaciones que se generan y lo mejor de todo, que es mutuo, tengo certeza de ello.
Entonces coincidimos en el chat que fue el vínculo por el que nos conocimos, bendita tecnología!, y hablamos de lo -nuevamente- excitante que fue, el encuentro del día miércoles, que mas bien se pareció mas a un sábado de gloria, y la conversa comenzó.... que disfrutó como me movía, que disfruté de como me puso en aquella patilla, que disfrutó de lo profundo que pude introducir su miembro en mi boca, que disfruté y de manera mas intensa, aquello que solo él logra provocar, el recién conocido squirt en mi, que disfrutó de la cantidad, sensación y su sabor tan intenso y especial, -recuerdo que le tome la foto justo cuando el lo sentía- y en evocar uno y otro recuerdo, ambos nuevamente nos envolvimos en ese ambiente sensual, sexual, hormonal, caliente, incitante, excitante, y nuestros cuerpos se fueron manifestando, explicándonos uno al otro de como, yo me sentía cada vez más no húmeda, sino más bien mojada, y el los estirones que sentía en el pantalón hasta las ganas de sacarlo por fuera de la ropa que llevaba, veo la hora... 12 del medio día, le digo que lastimosamente debo irme a alistar para ir al trabajo... me voy a la ducha, mi entrepierna prácticamente goteaba.... sentía el agua recorriendo mi cuerpo, y desee que fueran sus manos, o sus labios o su cuerpo recorriéndome en vez del agua, salgo apresurada de la ducha, vuelvo al chat a inmediatamente preguntar, de impulso, de ganas, de excitación al máximo.... en cuanto tiempo llegas? el minuto de respuesta fue "eterno" ---ninguna eternidad como la mía--- y me responde "en 10 min.", una corriente de electricidad recorrió mi cuerpo por la espalda... le doy las directrices de como llegar, ya que solo conocía la puerta posterior de ingreso a mi departamento... apago el computador, miro la cámara -sin batería- ... que mas da... me termino de secar la humedad de la ducha que terminó de avivar mis poros, seque - o intente hacerlo- mi cabello y en eso, el timbre, sentí una contracción en medio de las piernas, sonrío.... ampliamente..... atravieso el pasadizo sintiendo que me tiemblan las piernas....abro la puerta... y el ahí, el delivery mas apetecible que pude haber hecho jamás... JAMAS! lo tomo de la muñeca, haciendo que ingrese rápidamente a la sala, cierro la puerta "hola".... y .... ahí nos teníamos uno al otro para satisfacer aquellas ganas, aquel erotismo, aquel libido que encendemos uno en el otro...
el orden de como sucedieron las cosas me es confusa...
un buen beso apasionado el contra la pared y yo apretándolo, el mete la mano en mi bata, para sentir mi entrepierna, mi vagina jugosa que lo desea profundamente, mientras yo le subo la camisa y desabrocho su pantalón para sentir aquella verga que también me desea, un poco de masajes entre ambos, y lo llevo al sillón, hago que se siente, le bajo el pantalón hasta las rodillas, me arrodillo ante él, y disfruto de su pene, lamiéndolo, mamándolo, chupándole los testículos, que placentero sabor, y sensación escuchar que se agita su respiración que me toma de la cabeza como agradeciendo el gesto, me encanta... me encimo en el, necesitaba sentir que me penetre... me chupa, lo que tiene al alcance de chupar las orejas, el cuello, los pechos, yo lo siento profundamente, me estremece, me muevo, gozo, río, sonrío, pienso en los gemidos que estoy emitiendo, y que mi vecina añosa los debe estar escuchando también, trato de controlarlos....no puedo...
me para -sobre el sillón- me voltea me agacho levemente y me penetra rico, profundo, mis piernas no resisten mucho. Me arrodillo -sobre el sillón- se arrodilla con su rostro entre mi vagina y .... mi colita, me lame, chupa, penetra con la lengua, ahhhhhh esoooooooo, me gusta, me encanta, introduce sus dedos en mi, toca donde tiene que tocar, siento su respiración mucho mas agitada, emite sonidos que son como bramidos de un toro furioso con ganas de embestir, me siento su presa, una buena hembra, que delicia
me echa en el sillón, me estimula, con la lengua, los dedos como me gusta eso, como mueve su lengua, adoro ver su cara escondida entre mis piernas.... miro la hora, uppps creo que se me hará tarde, el sigue con su empeñosa tarea de hacer que goce con él, como desde que lo conocí, nuevamente patitas arriba, y ... no hubo squirt, pero la sensación de lujuria del momento lo compensaba, un rato más estimulándonos y .... el suda, deliciosamente, lamo su sudor que casi no sabe a nada pero exhala a macho, caliente, excitado por mi, para mi, ese es un buen premio para mi... tomo conciencia... la hora... la misma que creo se apresura cuando sabe que estamos juntos...
Su respiración se va normalizando, aunque el sigue con aquella magnifica erección que puede durarle horas sin tregua, le ofrezco que puede tomar una ducha si así lo desea, sin pensar en lo que se venia.
No había notado lo pequeño que puede ser el espacio de mi ducha, en mi rutina, hasta grande me parecía, dudo en que podamos entrar ambos a la ducha, voy por la cámara, con la poca batería que tenia, un par de fotos, mi mejor trofeo, ingreso con el para que el agua despoje de mi aquella pasión vivida en ese momento tan intenso, me penetra, ahí parados ambos uno frente al otro... aquello no terminaba aún... me arrodillo se la chupo, el agua ayuda mucho siento que tomo sorbos de agua, con el sabor de el, emite sonidos profundos, medio ahogados, se retuerce un tanto, esta a punto de sentirlo... y lo hace hmmmmm que placer me da sentir su placer, dejo que evacue el placer contenido, mientras que el agua no me permite verlo, se la sigo frotando, y procedo a chapársela, que rico se siente, no solo su sabor, sino además la sensación de su verga, por fin tomándose tregua para intentar descansar de mi..... delicioso!!!!
me voy a poner ropa interior, mientras el ya se terminó de vestir, le hago un par de comentarios, importantes por que se trata de su salud bucal, y dejar mi conciencia tranquila con ello, debo dejarlo ir.... "gracias por venir" beso .... chau.

Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com