ANSIAS DE TI.

Por Erosex
Enviado el 07/02/2014, clasificado en Adultos / eróticos
41362 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

De nuevo nos encontramos……

Aquí estamos otra vez, en el mismo bar, en la misma mesa y casi me atrevería a decir que a la misma hora.

Tu mano bajo la mesa acaricia mi pierna mientras pedimos algo para cenar al camarero. Reinventando de nuevo nuestro propio lenguaje de caricias.

Te miro…...

Me miras……

Mi piel se estremece y tú lo sientes.

Tonteo contigo como el primer día y tu juegas con mi tonteo.

Te acercas a mis labios despacio insinuándome lo que pretendes y en un roce suave tu boca se desliza por la mía acercándose a mi oreja para susurrarme lo que me harás después de la cena. Sabes bien lo mucho que me gusta ese juego y como consigues humedecer todo mi interior con tan solo unas palabras.

Noto esa humedad brotar hasta el exterior y te lo hago saber cogiendo tu mano y llevándola entre mis piernas.

Sientes mi humedad y tus ojos ya tienen otro brillo.

Tus pupilas se han hecho grandes y la presión de tu mano acariciando mi sexo ahora es más fuerte.

La cena ya llega, me cambio de sitio sentándome frente a ti para comer con espacio suficiente. Todo esta exquisito, pero lo mejor de todo es lo que mi pie lleva sintiendo desde que empecé a acariciar tu sexo con el.

Me gusta su dureza…...

Me encanta su calor……

Me excita ver tus gestos intentando disimular tu excitación.

Sabes cuanto disfruto con ello y quieres notar de nuevo mi humedad.

Me pides una y otra vez que me siente a tu lado que te deje probar como de húmeda estoy.

Mi mente piensa, mi cuerpo reacciona y me quito las bragas y te las entrego, las coges lo mas deprisa posible y las escondes en un puño, tu mirada me pregunta si estoy loca…

la mía te responde que solo cachonda.

Pides la cuenta, aun no hemos terminado, pero te da igual, solo quieres pagar para marcharnos. Nos llevamos el vino.

Llegamos al coche y tus besos me devoran, tus manos borran mi piel y tus caricias roban mi alma.

Te deseo…

Te deseo tanto que hasta me duele.

Me miras, arrancas el coche, acaricio tu cabeza y me miras de nuevo, acaricio tu nuca, beso tu cuello, siento el latir de tu corazón en mis labios, acaricio tu pecho, acaricio tus brazos, tus piernas, tu sexo……

Me vuelve loca tu sexo…….

Tan duro……

Tan firme……

Tan caliente……

Puedo sentir el calor que desprende, tengo tanta hambre……

Hambre de ti.

Llegamos a tu casa, bajamos del coche, cogemos el vino, saboreamos nuestro sabor en el morro de la botella, quiero tocarte, quiero sentirte, tengo ansia.

De nuevo nos devoramos como fieras hambrientas en el ascensor.

Entramos en tu casa……

Bebo vino hasta que en mi boca ya no entra más y empieza a derramarse por ella cayendo por mi cuello, por mis pechos, por mi piel.

Arrancas mi camisa y bebes de cada centímetro de mi piel sin dejar ni una sola gota, tu lengua entra en lucha con la mía, tu mano busca la humedad de mi interior y profundiza en mí arrancándome un gemido involuntario…

Si!!

Así!!

Como tú sabes……

Como a mi me gusta.

No queremos perder el tiempo, no, no hemos quedado para perderle.

En esa lucha cuerpo a cuerpo llegamos a la cama, yo con apenas ropa, tu con demasiada.

Tus prisas han menguado, ahora estas en calma. Me siento en la cama, quedas frente a mí con la altura suficiente como para devorarte.

Acaricias mi pelo y lo agarras con fuerza obligándome a mirarte.

Tu boca devora de nuevo la mía, mis manos buscan tu cinturón, de nuevo tienes prisa……

……pero yo no.

Pretendes ayudarme a desnudarte pero no te dejo.

Aparto tus manos bruscamente sin dejar que me ayudes, acaricio tus piernas, tu sexo, puedo ver el grosor que guardas bajo la ropa.

El cinturón ya no es ningún impedimento, ya forma parte del suelo.

Desabrocho el primer botón de tu pantalón, paseo mis manos por tu dureza, el segundo botón, tu calor casi me quema, tercer botón…

ultimo botón y te miro…

Y me miras…

Entiendo tu mirada, te quito el pantalón, juego con tu sexo por encima de la ropa, la humedad de tu interior se hace notar mojando mi boca.

Te quito el bóxer y tu sexo queda frente a mí, brillante por los flujos que desprendes. Acerco mis labios, despacio, lentamente, los paseo por la cima llenándome de ese brillo y te saboreo una vez mas….

Lamo todo tu sexo de abajo arriba, de arriba abajo, intentando calmar mi hambre, para no engullirla entera, mis ansias me pueden, mi boca tiene ganas y deseo de sentirla dentro, de notar como se endurece cada vez mas, con cada subida y bajada, me excita esa sensación de poder en mi boca.

Mi boca cada vez se hace mas ansiosa y te engulle una y otra vez, tus manos agarran mi pelo intentando marcar el ritmo, sabes tan bien como yo que si sigo as텅…

……me llenaras de ti.

Te retiras……

Te busco……

Quiero seguir……

Quiero tocarte……

 

Te he ansiado tanto tiempo......


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com