La Gata en celo...orgia

Por miosoy
Enviado el 15/02/2014, clasificado en Adultos / eróticos
105755 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Mientras tomaba una infusión, repasaba la noche anterior, ayer viernes después del trabajo, habíamos quedado en salir a picar algo y tomar unas copas con unos amigos estuvimos comiendo unos pinchos y después fuimos a un local de moda, estando en el local de tapas vi como Lucia es observada por algún compañero y algún cliente del local, pero estaba acostumbrado, además había bajado de su casa fascinante, su tentadora figura destacaba sobre el resto, su deseado encanto la hacían ser el foco de todas las miradas. Estábamos 6 en la mesa María con Richard, Teresa con José, amigos de Lucia, pedimos de beber un vino blanco y esperamos un rato la cena, José sentado junto a mi chica no paraba de hablarla al oído, ya me estaba imaginando cuando desaparecía su mano donde iba, esta situación me produjo un auto reflejo en mi entrepierna de excitación.

María ya en los postres comento de ir hasta un local en la zona alta que habían abierto hace poco al comentar su nombre lucia y yo nos miramos perplejos, en sus ojos se notaba el deseo de ir, los demás mirándonos inquisitivos, a lo cual accedimos asintiendo con un movimiento de cabeza, ya sabíamos el tipo de local musical...con un reservado que estaba casi todo permitido, María comentaba que habían ido los cuatro un par de veces...y solo hacia escasos dos meses desde su apertura, yo ya estaba sintiendo las punzadas del deseo y Lucia mas nerviosa que de costumbre, reía complacida con las ocurrencias de José.

Llegamos al local sobre las 2, nos acomodamos en un reservado acogedor donde el ambiente, poca luz, y buena música enseguida nos envolvió, desde la barra se podían ver los reservados y la pista tras los visillos se podían intuir las figuras que diversas parejas adoptaban en escenas de sexo, aun que era pronto para que en la pista hubiera muchas parejas el local empezaba a estar concurrido, después de pedir la bebida volví hacia el reservado viendo como Teresa y Richard bailaban frotándose el uno contra el otro, y algunas parejas empezaban a estar casi desnudos practicando sexo, al llegar al reservado vi que Lucia se estaba dando un autentico morreo con María mientras ambas tenían la mano en la entrepierna de José, lucia me miro de forma picara y sin quitarme la mirada se precipito hasta la cabeza de ese gran paquete de José, dándole besos y pasando su lengua por toda su extensión.

María hincando las rodillas me desabrocho el pantalón y puso su hermosa cara sobre mi miembro el cual era incapaz de contenerse dentro del bóxer, ella lo libero en su totalidad sorprendiéndose del grosor y relamiendo de excitación, se lo intentaba meter dentro de su boca, yo miraba la forma salvaje que lucia estaba haciéndole una felacíon a José mientras este la había liberado de su diminuto tanga y estaba frotándole con su mano el depilado sexo introduciendo los dedos entre sus labios vaginales, ella excitadísima daba pequeños y contenidos gemidos de placer, José con su gran envergadura la levanto y poniéndola sobre sus piernas se la introdujo en la entrada de su vagina, yo de pie la contemplaba como disfrutaba y con los ojos vidriosos por el deseo y placer mirándome me indico que me acercara, y cogiendo con las dos manos se introdujo mi pene dentro de su boca mientras José la cogía por detrás, yo sentía las punzadas de placer venir en frecuentes descargas y sacándosela me agache para chupar su clítoris mientras José se la metía y sacaba prácticamente rozando mi lengua la cual estaba trabajando en el punto mas sensible de lucia, esta dando fuertes estertores de placer se vino otra vez y eran incontables los orgasmos que tenia mi lengua instintivamente se acercaba hacia la vagina tropezando con la verga de José este al notarlo ya no pudo soportarlo mas y arqueando el cuerpo se corrío dentro de lucia que estaba recibiendo otra de sus múltiples descargas en ese momento, son inconfesables las sensaciones de mi mente pero en ese momento me vine dentro de la boca de teresa la cual incapaz casi de abrir mas la boca no tubo mas remedio que tragar con toda esa venida de fluidos calientes que fueron directos a su garganta,

Mientras Lucia se quitaba el preservativo utilizado depositándolo en una toallita lo puso dentro de una bolsita ya preparada para estos casos, estábamos aun reponiéndonos de la situación cuando entraron Teresa y Richard que al ver la situación comentaron que habían visto toda la sesión al ser los visillos traslucidos, y la menuda María no tenia recibido su premio, la puso a cuatro Richard y la embestía mientras Teresa se vino hacia mi viendo el enorme grosor de mi pija que empezaba a estar en forma otra vez se la puso en la boca ofreciéndole la vagina a José, pero la sorpresa nos la dio Lucia que agachándose sobre ella empezó a besar y acariciar, su cosita solo con la sensibilidad que una mujer a otra sabe hacerlo.

Fueron unos momentos de autentica locura que desencadenaron orgasmos y corridas prácticamente simultaneas de los seis...Que hora es? pregunto María las 4:30 dijo José, nos quedamos sorprendidos del tiempo pero había pasado 2:30 desde nuestra llegada llevamos mas de dos horas jugando un partido de todos contra todos donde todos ganamos...de forma lenta fuimos arreglándonos la ropa y tomando algún refresco hasta que al fin nos despedimos para quedar en casa de Teresa y Richard para la próxima salida, al salir del local me fije en un tipo que me era familiar pero no conseguí ubicarlo en mi cabeza en ese instante.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com