En tierra de nadie

Por Noemi
Enviado el 17/02/2014, clasificado en Reflexiones
277 visitas

Marcar como favorito

Me gustaría parar éste desastre de vida. Pero ya sabes, no puedo. Nací con ésta marca, es mi identidad, da igual dónde vaya y lo que haga, siempre termino mal.
Sé lo que dicen de mí, que no voy a ningún lado. Pero lo que no saben es que me han borrado el camino y que estoy sola en una lucha inútil.
Apenas tengo nada por lo que sonreír y aun así lo consigo cada día. Aunque lloro tanto como río y sé que no puedo cambiar nada de esto. Que cada vez es más difícil arreglar éste desorden que me han dado.
No puedo sentirme persona. No tengo nada bueno, no hagonada bien, estoy en tierra de nadie y me desvanezco con una tímida sonrisa 'Estoy acostumbrada a ésto' Yo no lo pedí, pero lo tengo.
Estoy ahogándome viendo cómo todos los demás respiran, y 'ser fuerte termina con todas tus fuerzas'. Tengo miedo de progresar en la nada en la que vivo y ver cómo me derrumbo.
No vivo en el mundo de los demás, no he tenido que lo hace falta para vivir tranquila. Estoy en un mundo distinto, siempre atada a alguien para no perderme en el abismo.
No me me permiten ser mala, pero tengo que hacer algo para irme. No puedo llorar delante de los demás. No creo en Dios, porque si existe me odia y eso me desmorona.
Tengo que elegir entre lo correcto y ser feliz. Tengo que morderme la lengua para tener el techo de un infierno.
En éste desastre de vida que tengo. En dónde da igual lo que haga y a dónde vaya, siempre termino mal. Y yo no lo pedí, pero 'Estoy acosumbrada a ésto' E intento no pensarlo, porque no quiero hundirme, pero es algo que me pesa dentro y a veces necesita salir.
Porque de verdad me estoy ahogándo y nadie puedo verlo. Estoy en una lucha con mis días y nadie va a ayudarme. Pero soy buena para nada y no puedo resolver nada.
Si pudiera dejarlo salir todo y escucharan lo que suena por debajo de mi risa... Pero ¿sabes? Quizá siga sin importar.
Nadie va a saber hasta qué punto me he roto. Todas las noches me concentro en pegar los pedazos porque hay alguien que me necesita, y sin embargo no puedo darle a penas nada.
Porque no tengo nada, lo pierdo todo en éste juego de mal gusto que es mi vida. Todo está revuelto, todo está perdido, no encuentro nada y se me escapan las cosas de las manos. Empiezo a desesperarme y a hartarme de levantarme y caer, levantarme y caer.
Lo que pasa es que me gustaría parar éste desastre de vida, pero ya sabes, no puedo.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao