el enganche (segunda parte)

Por gabriel
Enviado el 28/02/2014, clasificado en Varios / otros
304 visitas

Marcar como favorito

-listo, pa?
-si, hijo... estoy listo... estoy bien asi? pero que tomo agua...
-tenes que estar cómodo, eso es lo importante.
-estas enfocando la cara, o el torso para arriba...
-vos quedate tranquilo por eso. me ocupo yo, esta todo bien... vos solo soltate y deja que la expresion y las palabras vienen solas...
-bueno... voy a ser breve..
-no, pa. dejate de joder, tenes que decir todo...
-todo? pero va a alcanzar la cinta? o lo que sea que este grabando?
-jajaja! si pa, alcanza. si termina te aviso. pero vos dale tranqui.
-bueno... vos sabe que empiezo y no paro, eh?
-dale, en serio. cuando quieras.
-bueno, donde me quedé? ah. si... bueno. con lo que dije antes queda claro que es mentira que empecé en atlanta y es mentira que tenia amistades con otros jugadores. bah, tenia amigos que yo elegia no lo que decian por ahi.
varias veces hablé con dirigentes de otros clubes. y varias veces de la radio partidaria me dijeron que hacia negocios con otros clubes y era todo mentira. me reunia con ellos por el tema que se sigue hablando hasta el dia de hoy
que son... los barras.
en la epoca que estabamos jugando para conseguir el ascenso estos energumenos iban a los entrenamientos a pedirnos camisetas. y eso de que entrenabamos a puertas cerradas, es mentira. ellos siempre estaban. pero en esa epoca no
eran tan nocivos como ahora. la vez que estuvimos a punto de ascender, venian y se hacian los buenos alentando y diciendo que ellos se comprometian a llenar la cancha. manejaban la cantidad de gente, los estacionamientos, el buffet,
las reventas en caso de que este llena la cancha, y la atraccion de nuevos socios. todos por traidos por la fuerza y amenaza de esos idiotas.
y los enfrenté. fue un dia en que vinieron a apretar a los mas experimentados. no los nombro porque me dan nauseas, uno de ellos fue a apurar al mago esquivel. diciendole que no se vaya en ese año porque seria una traicion para todos.
al escuchar semejante barabridad, le fui a decir
-che, que te pasa con el mago?
y este tenia un cierto respeto hacia mi
-no, mudo! le digo que no se vaya, asi nos da la camiseta y les damos a las peñas que tenemos... hacemos una rifa y se la llevan..
entonces me caliento y le digo:
-si te metes con el mago te metes conmigo. vos y todos tus amiguitos no van a tener nada de nosotros. bastante mafia tienen encima. si regalamos la camiseta es porque nos sale de adentro. y si la tiramos a la tribuna es porque queremos
hacerlo.
-pero mudo- me dice
-mudo las pelotas! no te conozco y ni te quiero conocer. asi que andate o llamo a la policia.
el payaso este se fue. pero a los dias recibia una balacera en la puerta de mi casa. agradezco a dios que estabamos en el fondo. nos rompieron los vidrios y tuvimos que cambiar la puerta. yo sabia que eran ellos. por eso, al otro dia
hablé con el plantel y les comuniqué que no iba a jugar ese partido. no me iba a rendir frente a estos. eso me enseño mi viejo, cada vez que iba a la cancha, en la popular, mi viejo no lo podia ni ver. el me enseño todos los posibles
negocios que pueden tener los barras. el planteo fue breve "yo no juego porque no quiero jugar para estas lacras, juego para el hincha. no para los delincuentes. y se que fueron ellos porque no era la primera vez que pasaba con un jugador
que se le retobara.
al proximo partido todo el equipo salio y nos quedamos parados fuera de la linea del lateral. y nos quedamos los once, cuerpo tecnico y suplentes mirando frente a la tribuna en donde estaban los barras. asi por un timepo. el presidente se
acercó con el arbrito y preguntó:"que pasa que no hacen nada?" nuestro entrenador le dijo:"no vamos a jugar mientras esten los barras" asi de clarito. entonces el presidente del club no sabia que hacer. tuvo que pedirles por favor que ellos
se vayan. los barras querian llevarse a todos los que trajeron ese dia para llenar la cancha, peron no pudieron. claro, no podian contra toda su gente. ellos se querian quedar a ver el partido, eran cerca de 15.000 personas y no las podian
amenazar a cada uno. a la media hora lograron irse a un costado custodiados por la policia. ahi, en ese momento, nos sentiamos orgullosos de lo que logramos como personas. y ese partido lo ganamos 3 a 0 a platense, fue uno de los mejores partido
que jugamos en equipo, y no sé si fue el que menos me voy a olvidar. ese año, perdimos la posibilidad de ascender porque perdimos contra temperley por penales. converti los dos que me tocó y el mago erró el suyo.
que mas le puedo decir? me diverti jugando, lo disfruté hasta el dia de la lesion que me alejo de las canchas. cuando me lesioné a los meses atalanta ascendió. si bien lo miraba de afuera, lo disfruté como un hincha. y sé que mi viejo desde alla
arriba también. ese dia fue inolvidable.... esta grabando, no hijo?

CONTINUARA...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com