Entre pasteles y cumpleaños fragmentos del primer capítulo parte 2

Por MARIA MARTA COSTANZO
Enviado el 02/03/2014, clasificado en Amor / Románticos
547 visitas

Marcar como favorito

Florencia tenía un cuerpo tallado a mano, era alta como su padre, morena como su madre y estaba perdidamente enamorada de Sergio su marido, ella consentía en todas las locuras a Andrés, aunque ahora lo tenía un poco olvidado, con la crianza de sus dos hijos.

Gabriel el hermano de Florencia era tanto o más bello que Andrés, su mujer Ana se encargaba de todo y el no podía ver eso, la descuidaba bastante. Ana le había dado el ultimátum para que el cambiara su actitud, ella necesitaba ayuda no podía sola criando a sus dos hijas.

Cerca de las once de la noche, comenzó el operativo “barra de tragos” y Lola sonriendo sacó de su bolso varios chiches de los eventos para decorarlos.

Lola amaba los daiquiris de frutilla de la tía Elena, pero este cumpleaños Lola le pidió que no le pusiera alcohol al suyo.

___Me duele un poco la cabeza tía. Tampoco fumé.

Andrés venía del baño y  la miró extrañado.

Pensó “ que se trae esta? Lola… daiquiri sin alcohol, y cumpleaños sin cigarrillos?”

Antes de sentarse le acarició la espalda y le susurró en el oído.

__Estás bien nena?

__Si amor, estoy bien! No te preocupes.

Su mirada lo tranquilizó.

La mamá de Lola siempre iba al cumpleaños de Elena pero esta fecha estaba de vacaciones en Grecia, siempre soñó con ese destino desde pequeña y Lola con su hermano Damián decidieron regalarle el viaje para su cumpleaños número 65.

Catalina la madre de Lola ya sabía la noticia que iba a deslumbrar a Andrés esa noche, ellas hablaban a diario, era la debilidad de Lola.

Cuando llegó el momento de soplar la velita, todos degustaron la mesa dulce que había preparado Lola, la tía Elena emocionada pidió sus tres deseos, lagrimeo un poco como de costumbre, hasta que la retaron sus hijos. A lo cual ella respondió que eran lágrimas de felicidad.

Como era viernes y Andrés tenía los fines de semana libres pudieron extenderse con el horario de la velada.

Andrés no solía tomar mucho alcohol, de hecho era Lola la aficionada a los tragos, pera esta vez fue al revés. Lola se daba cuenta que Andrés como decía ella tenía los ojos achinados. Lola iba al baño y Andrés la observaba, fue muchas veces al baño.

“que pasa nena no tomas tragos, no fumaste, vas al baño tan seguido?”

La esperó en el pasillo que comunicaba la cocina con el baño, la tomó por la cintura y cariñosamente como el acostumbraba le susurró.

___Lola estás bien? Puedo estar tranquilo que está es mi mujer o me la cambiaron?

Lola atrevidamente le acarició el trasero mientras lo empujo hacia ella, se besaron un rato acaloradamente, y le respondió al oído.

___Soy tu Lola nene, sólo que no quiero tener dolor de cabeza.

___Eso espero bonita, no hay dolor de cabeza que te salve esta noche de lo que voy a hacerte, llevo horas sonriendo por tu espalda descubierta…

Lola sonrío con perversión y acarició la cara de Andrés que estaba sin afeitar por pedido de su mujer. Lola sostenía que uno de los rasgos más importantes de la masculinidad de un hombre era la barba, por algo la naturaleza se había encargado de que allí creciera. También era una forma de evitar que su delicada piel quedara irritada. Y respondió.

__Nene vas a hacerme? Jajaja Yo también voy a hacerte…

Ella sin voltear lo tomó de la mano y lo arrastró hasta el patio. Disfrutaron de la velada un rato más y se marcharon.

De camino a la casa, Lola no dejó que él manejara, había tomado y había controles, reían en el auto de las ocurrencias de Lola.

Guardaron la camioneta en el garage. Subieron las escaleras entraron en el dormitorio principal. Lola fue hasta el reproductor de mp3, hizo sonar el tema THAT´S ALL de Michael Bubble, tomó a Andrés por la espalda lo dio vuelta para sí, y bailaron un microsegundo.

Andrés tiró con fuerza del moño que sujetaba por la espalda el vestido de Lola.

Ella comenzó a desabrochar la camisa de Andrés muy suavemente. El vestido de Lola cayó al suelo, sus pechos quedaron al descubierto, Andrés con pasión acariciaba y besaba cada parte de su desnudes, mientras Lola hacia lo mismo que él.

Tenían esa química que los elevaba, cada encuentro era placentero y sanador, se comunicaban uno al otro, tomando el placer como algo natural, liberador.

Sus cuerpos enroscados, profesaban amor.

Cuando acabaron de amarse, Andrés quedó rendido en la cama, Lola tomó su brazo izquierdo y se acurrucó contra su pecho, el le acariciaba la espalda.

Lola puso cara seria lo miró y abrió la boca.

__Nene tengo que contarte algo que es muy importante.

Andrés sorprendido abrió los ojos exageradamente

__Pasa algo malo linda?

__No malo no, pasa algo…

__Dale nena, no me pongas ansioso…

__Dame tu mano, apóyala aquí en mi ombligo

__No me asustes Lola!

Lola reía.

__Andrés no pasa nada malo! Por favor! No seas paranoico!

__Dale que pasa?

__Es más que probable que este amor que tenemos se extienda…

__De que hablas?

__Estoy embarazada Sr. Andrés Moreno

Los ojos de Andrés se nublaron por la emoción, no podía creer lo que estaba escuchando.

__Soy muy feliz!!! Sra. Lola Volut de Moreno auque no hayas aceptado mi propuesta de casamiento voy a llamarte así.

Lola reía descontrolada…

__Por eso no tomaste alcohol, ni fumaste, embustera.

__Te amo nene.

__Te amo hermosa. Desde cuando me lo ocultas?

__Hoy a la mañana me enteré cuando fui a buscar los análisis de orina, y no quería opacar el cumpleaños de Elena, por eso no te lo dije antes quería darte una sorpresa.

__Vaya sorpresa Sra. embustera!!!

Se abrazaron, se besaron, volvieron a amarse y durmieron placidamente.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com