Entre pasteles y cumpleaños fragmentos del primer capítulo parte 4

Por MARIA MARTA COSTANZO
Enviado el 02/03/2014, clasificado en Amor / Románticos
533 visitas

Marcar como favorito

Lola y Andrés los sábados a la tarde concurría a un espacio destinado a la contención de niños de bajos recursos, el grupo había sido creado por EL SEÑOR COLOR, en este espacio se le enseñaba a los niños pintura, música, meditación, huerta, todas las actividades estaban relacionadas a formar el alma de los niños, se merendaba, y se veían películas sobre diferentes temas. Y Andrés que mucho no aportaba en estos temas llevaba algún auto de esos de colección o un juguete de la escudería y les hacía un paseo a los niños.

Lola conoció al SEÑOR COLOR cuando ella tenía 16 años, la personalidad de Lola era muy distinta a la actual, vivía con odio, se quejaba por todo, tenía pensamientos oscuros, incluso fantaseaba con la muerte. Ella se desilusionó cuando se descubrió la doble vida de su padre, sus actos de rebeldía la perjudicaron a ella y trajeron muchos dolores de cabeza a su madre, por el contrario del plan de Lola que era causar disgusto a su padre.

En esa época Lola consumía alcohol a toda hora, un día de esos en una plaza se acercó un hombre de estatura mediana, ojos verdes como el pasto de verano, pelo blanco como la nieve, sus ojos denotaban bondad y delataban una sabiduría que era mayor a la edad que su cuerpo aparentaba, se sentó junto a ella.

__Me convidas un trago?

Lola lo miró de reojo y le pasó la botella de cerveza que bebía.

__No soy quién para decirte como usar tu tiempo… como te llamas?

__Lola y usted?

__Me llamo Fernando. Un gusto conocerte Lola.

__Gracias Fernando.

__No pensaste en utilizar todo ese odio contenido?

Lola lo miraba boquiabierta. No le respondió. Abrió sus ojos y lo escuchaba atentamente.

__El odio se puede transformar en amor, el amor te sana a ti, sana a quién se lo das, y hasta perdona a quien te hizo daño.

__Fernando… mi odio no es asunto suyo.

__No niegas tener odio, eso es un avance… Déjalo salir, transfórmalo.

Pausadamente Joaquín continúo hablando.

__La vida es del color que quieras mirar, puedes ir pintando de oscuro tus pasos, o dejar colores alegres con tu andar, es tu decisión.

En esta charla Fernando se transformó en El SEÑOR COLOR.

Lola poco a poco fue cambiando sus oscuros pensamientos y su actitud ante la vida, volviéndose una persona totalmente bella.

Y se dio cuenta gracias al Señor Color.

Catalina la mamá de Lola, al principio desconfió de Fernando. Al ver el cambio de actitud de su hija hacia la vida y hacia las personas, un día lo invito a cenar y así se conocieron.

Catalina es la mujer más bella sobre la tierra, según cuenta Lola, es rubia, de ojos verdes pero no ojos verdes a secas, ojos verdes con pintitas amarillas, pestañas largas y arqueadas, una nariz perfecta, boca sensual, mirada transparente.

Tiene un buen cuerpo a pesar de su edad, es una mujer seductora, aunque de perfil muy bajo, y no se entera que hace suspirar a más de uno. Incluído Fernando en la lista aunque el y sus miedos prefieren jugarla de amigo.

Fernando lleva años enamorado de la mamá de Lola. Tiene terror de revelarle sus sentimientos a Catalina, Lola lo alienta y le dice : __ necesito un padre adoptivo dormilon!!!!! Conoces a alguno que quiera postularse?.

Y se divierte al ver el rostro colorado de Fernando.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com