R. I. P.

Por
Enviado el , clasificado en Microrrelatos
922 visitas

Marcar como relato favorito

Por fin, he madurado. Antes el suicidio me provocaba un conflicto. Lo aborrecía, lo quería; me asustaba, me seducía. Por último, quedaba flotando una agridulce sensación autocompasiva, tal cual un cansino estribillo de alguna canción que alguna vez te gustó. 

Ahora, el suicidio se me asoma tranquilo. Como una almohada con el dulce aroma del cabello materno, al final del día. Un descansar ya, que es hora.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed