Érase una vez en Rebis. Capítulo 30. Fuera de control

Por Arecibo
Enviado el 29/11/2018, clasificado en Ciencia ficción
88 visitas

Marcar como favorito

CRUPIER

Atención líderes, les resumo la situación. El ataque de Nelson al hangar 335 activó accidentalmente los cohetes de combustible líquido que Saneamiento había instalado para su próximo desmantelamiento, lanzándolo al espacio con el motor de velocidad en su interior. Afortunadamente, las hermanas consiguieron repeler el asalto, pero ahora vagan sin control en medio de las dos flotas desplegadas.

Hemos provocado una distracción para mantener alejadas a las fuerzas policiales en la medida de lo posible. Reyes de la baraja, ¿están a la escucha?

 

REINA DE OROS

Reina de Oros a Crupier. Estoy en línea.

 

REY DE COPAS

Rey de Copas. Le escucho alto y claro.

 

REY DE ESPADAS

Espadas a Crupier. En línea.

 

REINA DE BASTOS

Reina de Bastos también en línea.

 

CRUPIER

OK líderes. La orden es que todos los naipes mantengan las actuales posiciones; no queremos ser nosotros los que abramos la partida. Así, de paso, les daremos más tiempo a las hermanas para que reorganicen la defensa interna del hangar. Recordad que deben usar el código diseñado por Comodín en todas sus comunicaciones.

Cuando comience la batalla…

 

CINCO DE BASTOS

(SIN CODIFICAR)

¿La baraja española tiene comodines?

 

CRUPIER

…Copas y Oros protegerán el hangar de nuevos asaltos mientras…

 

SIETE DE BASTOS

(SIN CODIFICAR)

No sé, pero recuerdo una partidita al póquer con unas universitarias españolas en la que los comodines me vinieron de perlas.

 

CRUPIER

…que Espadas y Bastos hostigarán a las fragatas… Un momento,…

 

DOS DE BASTOS

(SIN CODIFICAR)

Cuenta, cuenta… ¿Estaban buenas?

 

CRUPIER

…me llegan instrucciones. Reina de Oro…

 

SIETE DE BASTOS

(SIN CODIFICAR)

Mmm… No sería un caballero si contara ese tipo de intimidades.

 

CRUPIER

…el Comodín va hacia usted. Desde la Mesa capta la señal de Nelson con demasiadas interferencias, así que tiene que salir.

 

CINCO DE BASTOS

(SIN CODIFICAR)

¿Caballero tú? ¡Venga ya! No te hagas el interesante.

 

CRUPIER

La mitad de su palo navegará, con Comodín en el centro de la formación, lo más cerca posible del grueso de la flota enemiga…

 

SIETE DE BASTOS

(SIN CODIFICAR)

Está biennn… Vinieron a Rebis de vacaciones y…

 

CRUPIER

¡¿QUIÉN ESTÁ HABLANDO?! ¡Y encima sin usar el código! Reina de Bastos, son de los suyos.

 

REINA DE BASTOS

¡¿QUIENES SON LOS IMBÉCILES?! ¡Que se identifiquen ahora mismo o…!

 

CINCO DE BASTOS

Cinco a Reina. He sido yo.

 

SIETE DE BASTOS

Reina. Yo también, Siete de Bastos.

 

DOS DE BASTOS

Estooo… Yo también. Dos de…

 

REINA DE BASTOS

¡¡¡DEBERÍA LANZAROS A LOS TRES EN MODO KAMIKAZE HACIA NELSON!!! Y no penséis ni por un sólo segundo que me estoy tirando un farol.

 

SIETE DE BASTOS

Lo sentimos Reina. No volverá a...

 

REINA DE BASTOS

Por favor, ahorraros las disculpas.

Reina a Crupier, puede continuar.

 

CRUPIER

Gracias Reina. Oros, como le iba diciendo, Comodín va hacia usted. Es muy importante, repito, MUY IMPORTANTE, que lo protegéis. Medio palo de Espadas reforzará la defensa del hangar. ¿Comprendido?

 

REINA DE OROS

Alto y claro, Crupier. Me encargaré personalmente de encabezar la escolta.

 

CRUPIER

Comodín, tiene línea directa con los líderes de grupo. Comuníqueles todo lo que pueda serles de utilidad. Estamos en una desventaja de 3 a 2; sólo conociendo las intensiones de Nelson podremos recuperar el hangar.

 

COMODÍN

Oído, Crupier.

 

DOS DE COPAS

¡¡¡DISPARAN, DISPARAN, DISPARAN…!!!

 

CRUPIER

¿Quién habla? ¡Identifíquese!

 

DOS DE COPAS

Dos de copas, señor. Me llegan disparos desde marca 1 Punto 7.

 

CRUPIER

¿Está seguro? No registro actividad.

 

DOS DE COPAS

Seguro señor. Casi me alcanza. ¡¡¡OTRA VEZ!!!

 

CRUPIER

¡Bien líderes! ¡Ya sabéis lo que tenéis que hacer! Buena suerte a todos.

 

REY DE COPAS

De acuerdo. Dos de Copas, responda a los disparos. Tres y Cuatro. Vayan con él. El resto en torno al hangar.

 

TRES DE COPAS

¡¡¡AHHH…!!!

 

REINA DE OROS

¡Oros del Uno al Cinco! Vamos a internarnos en la flota enemiga. Cierren filas en torno a Comodín. ¡Que nada llegue hasta él! Hablad lo estrictamente necesario; no creemos más interferencias.

 

SIETE DE OROS

¡¡¡Me han dad…!!!

 

REY DE ESPADAS

Espadas a mi cola. Vamos a hostigar a la fragata situada en marca 4 Punto 9.

 

CABALLO DE COPAS

¿De dónde vienen esos dispa…?

 

TRES DE OROS

(SIN CODIFICAR)

¡Ése ya no lo cuenta…!

 

COMODÍN

Comodín a Rey de Espadas. Esa fragata está mejor defendida de lo que parece.

 

REY DE ESPADAS

Oído, Comodín.

 

COMODÍN

Sin embargo la que tiene rayas…

 

SEIS DE ESPADAS

(SIN CODIFICAR)

¡¡¡NOOO…!!!

 

COMODÍN

…horizontales rojas y negras está sin energía. Es toda vuestra.

 

REY DE ESPADAS

OK Comodín. Cambio de planes, chicos. Cargamos contra la fragata indicada. Rayas horizontales rojas y negras. Hagamos un buen trabajo y volvamos pronto a casa.

 

*        *        *

 

«¿Cómo no lo he previsto?». Mio miraba sin ver el cuerpo inerte de Samuel, la pistola recalentada fundiendo el falso suelo de piedra entre vapores nocivos. Tantos eran los escenarios, tantos los hilos que manejar en la compleja obra de su retorno, que la titiritera no había contemplado la posibilidad de que el chico tuviera que salir al exterior, exponiéndose a ser abatido.

Ciega de cólera, la criatura encerrada en la diosa de piedra lanzó un alarido largo, desesperado,… animal; un enorme pico de energía que provocó en Rebis más de un apagón, y algún que otro escalofrío. Si al menos no se hubiera precipitado con aquel bobo grandote… ¡Basta de lamentaciones! Debía encontrar la forma de proteger al chico.

 

*        *        *

 

Unos cometas ajenos a la intrascendente crisis humana, el reflejo de sus colas incendiadas sobre el fuselaje de uno de los monoplazas de Nelson y Dos de Copas que ve pasar toda su vida a cámara rápida. «¿Qué más da quien haya dado el primer paso?», se dijo Sebastián estudiando las imágenes que le llegaban desde las enormes naves comerciales, reconvertidas para la Causa en ortopédicas máquinas de guerra. Tenían que recuperar el motor oculto en el hangar seccionado y eso hacía inevitable el enfrentamiento.

El viejo guerrero alivió el cansancio de sus ojos con unas gotas de colirio, manteniéndolos cerrados el tiempo que tardan media docena de almas en desprenderse de su encierro material, y en ese breve período de calma una molesta quemazón de origen nada claro adquirió la forma de un mal presentimiento. ¿No era aquel conjunto de naves una pobre representación del terrible poder que debía poseer Nelson, el Señor de la Guerra contra el que se estaban aliando buena parte de los mundos inteligentes conocidos? Las fuerzas enemigas, como las suyas propias, no eran más que un compendio de artefactos desfasados y artríticos rescatados de alguna planta de reciclaje y con la cara lavada, y si en aquel momento llevaban las de ganar más se debía a su superioridad numérica que a la armamentística. ¿Eran sólo la avanzadilla? ¿Tal vez un señuelo? Volvió a echar de menos la presencia de Samuel, desaparecido desde mucho antes de comenzar la batalla, y ya empezaba a imaginarse lo peor.

–¿Hemos buscado a Samuel en el túnel oculto?

La idea se le ocurrió de repente, una súbita inspiración digna de ser plasmada en papel con su mejor caligrafía, lanzada al aire sin un destinatario en particular, y acto seguido, en el silencio que inundó la sala de guerra, tras cuadrarse militarmente ante su superior, resonó la carrera apresurada de un joven asistente.

 

B.A.: 2.018


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com