Sábados de Box

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
375 visitas

Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

Al estar platicando con una persona de más o menos de mí edad de 51 años, no estábamos acordando de los sábados que pasábamos cuando éramos niños, aquellos sábados donde nuestro papá se ponía a ver el box de la Arena Coliseo. Si los papas no tenían ninguna fiesta o reunión, era sábado de boxeo.

El papá se sentaba a ver la tele con su cervecita o con un vaso del vino con su jaibol como le decían ellos, con ropa cómoda como para descansar, de toda la semana de trabajo y obligaciones. Era muy común que tuviera una mesita para poder poner su cenicero y sus cacahuates. Nosotros los hijos nos acostábamos en el suelo para ver también la tele con él. Mi mama y mis hermanas se iban a la otra tele a ver películas o programas de musicales, no les gustaba el box.

Un día mi hijo me pregunto: oye papá ¿Cómo era el control de la televisión cuando tú eras niño? y le conteste: el control era yo, porque mi papá me decía cámbiale de canal despacito, no vayas a romper la perilla de la tele, me daba la advertencia. El acordarme de da risa.

No me sé exactamente cuántas peleas había por función de box los sábados, eran como 5 o 7, al principio ponían a los más novatos y al final era la pelea estelar de mayor experiencia, ya sea por el campeonato nacional o por el los primeros lugares.

Siempre se me revolvían los pesos en el boxeo porque no podía entender como un peso gallo podía pensar menos que un peso pluma pero bueno así es, en el boxeo hay también los pesos intermedios como el supergallo o superpluma. Un kilo de diferencia a la hora de subir al ring es mucha diferencia según se veía en las peleas.

Siempre los boxeadores se ponían el calzoncillo de diferente color porque había mucha gente que todavía tenía televisiones blanco y negro, entonces era más fácil distinguir quien era quien. Tiempo después empezaron con los calzoncillos o los botines más vistosos como el de Sugar Ray Leonard cuando peleo con Duran, que se puso tiritas en las botas.

También existían las revanchas que a veces eran capítulos de la historia muy interesantes, como en la película de Rocky que llego hasta la 6 o 7. Ya decíamos en esta pelea gana este para que haya revancha y vuelvan a cobrar la gran bolsa. Otra suposición que hacíamos como: si este le gano a aquel, y aquel le gano a este, entonces debe ganar el campeón.

Las peleas de campeonato mundial las pasaban por televisión abierta y entonces podías verlas en la televisión de las casa sin problema. Hasta que empezaron con las peleas por circuito cerrado de televisión y nos obligaban a ir a lugares donde pagarían la señal.

Recuerdo que en una pelea de Julio Cesar, mi abuelito nos anduvo hablando para que lo lleváramos a ver la pelea porque él era muy aficionado al box, y nos fuimos con él a un bar con varios amigos y les platico que él había ido a ver a Mantequilla Nápoles hasta Francia cuando peleo por el campeonato con un argentino. Todos los amigos estaban muy contentos platicando con mi abuelo y mi papa sobre boxeo y yo me sentía orgullo de ellos.

Antes de las peleas se hacían muchas suposiciones para crear expectativa y que la gente se animara más a ver la pelea, los comentarios que eran más frecuentes era que quizás esta era su última pelea por la edad o que quizás con la fama estaba perdiendo interés el campeonato.

Nos sorprendía mucho la bolsa de dinero que se llevarían cada boxeador por la pelea eran cantidades muy grandes, que lo que hacíamos era dividir la bolsa entre el número de rounds y decir se va a ganar tanto por rounds gane o pierda.

Los cronistas de boxeo tenían sus frases muy buenas que hasta nos hacían reír, como cuando decían le está dando hasta con la cubeta, otra: que apunten las placas del camión, otra: le aplico el cloroformo. El que más me acuerdo de los cronista era Sony Alarcón era un señor con una voz muy padre y peluquín pero además animaba mucho la pelea con sus frases chuscas.

Entre la pelea de repente nos levantamos emocionados a tirar golpes en el aire y mi papá nos decía viste como lo conecto con el gancho al hígado o con el uppercut. También salían a relucir las estrategias como: a los zurdos les ganas con el volado de derecha o la otra; le tiene que pegar abajo para bajarle la velocidad.

En los descanso entre round y round a vamos a la cocina por refresco o por papitas para seguir viendo la pelea, no nos queríamos perder ningún detalle de la pelea. Mi papa nos gritaba no corras con el vaso de vidrio, era su recomendación. Algunas veces también íbamos al baño de manera rápida para no accidentarnos. Jajajaja

Los anuncios que más me acuerdo son los de la cervecería Corona que podían unos paisajes muy bonitos de cascadas azules y de ríos muy bonitos. No tenían mucho mensaje solo anunciaban la cerveza al último. También ponian algo de publicidad en el ring sobre la cerveza. Los anuncios de Pedro Domecq con los caballos muy bonitos, eran mis favoritos.

Un sábado mi papá me invito a ver el box en vivo al gimnasio de la maquinita, yo jamás había visto el box en persona. Entonces estuvimos viendo las peleas primeras sin novedad eran medio principiantes los boxeadores, pero cuando fue la pelea estelar eran de peso completo. Estábamos sentados en la segunda fila de las butacas y se oían los golpes muy fuertes y lo que más me impresiono fue cuando noqueo a uno como se oyó en el momento de pegar en la lona. Fue una noche impresionante, no es lo mismo por televisión que en vivo.

En las olimpiadas siempre tenemos la esperanza que un mexicano gane medalla en boxeo, consideramos que somos buenos en este deporte y que el boxeador mexicano tiene actitudes y buenos entrenadores para estar en los primeros lugares a nivel mundial.

Ojala que el box siga siendo importante en México porque la televisión actualmente nos quiere saturar de futbol soccer y a muchos no nos gusta ver tanto el futbol. El futbol soccer nos pasan la liga mx, la liga española, la liga inglesa, la liga de campeones, es demasiado.

No sé qué está pasando con el boxeo actualmente que las grandes peleas no son buenas ni se acercan tantito a lo que era antes, los supuestamente buenos boxeadores no demuestran su superioridad en el ring y solo se la pasan esquivando golpes y corriendo. Cuando se van a la decisión parece que están viendo otra pelea los jueces, debe de cambiar la manera de cómo ir anotando las puntaciones.

Pero bueno eran nuestros sábados de box conviviendo con el papá!


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.