Los tesoros perdidos de un andante

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
166 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

“hay canciones que no se sacan

pa’ no matarlas como las flores

Para tocarlas y contemplarlas cuando hay muy buenas razones”

 

Los tesoros perdidos de un andante

 

Podéis pensar lo que quieras,

Os presento a mi puñado de joyas,

a mi coctel de preseas y perlas preciosas:

 

I

No sufrí de furor por creerte una de mis posesiones,

pero si sobrellevé una cierta tristeza

al saber que valió poco nuestra unión,

no solo física, sino también a nivel mental, emocional y espiritual

                                                                                                                                                          

II

Yo trato de no parecer evidente,

hago cosas comunes de hombre:

Publico pendejadas en redes sociales

y trato de ser agradable con el resto de la gente.

Aunque la esencia en silencio se oculte,

porque así me gusta más,

porque así se guarda nuestro secreto.

 

III

No es que no me importe tu belleza, pero no es totalmente la que piensas.

A la vida mundana solo le interesa coleccionar sensuales experiencias,

(¿Podrías tener en cuenta tu hipergamia tanto como yo lo hago con mi hipogamia?).

Soy con(s)ciente de que ser demasiado crítico y racional es una espada de doble filo,

las mismas estocadas con las que he quebrado fantasmas

son las que al mismo tiempo están dándole vida a otros.

 

IV

Me elevo, me hundo, me vuelvo a elevar y resucito… Reflexiono.

He querido con el ego y es egoísta,

dominarme ha sido la mejor conquista.

Un conflicto bien enfrentado tiene más valor que una armonía fingida.

 

V

Mis gatos, que reflejan el claro azul del cielo en sus ojitos,

me miran como si yo fuese lo mejor de éste mundo,

como si yo fuese “la gran cosa”,

para ellos soy una especie de superhéroe

…Yo solo les doy respeto cariño y comida

…Yo solo soy un tipo común y corriente.

 

 

VI

Las canciones que parecerían bajonearme,

realmente me están llenando de un fuego intenso,

de fuerza,

de vitalidad.

 

VII

Conservo mis tesoros en lugares remotos y escondidos,

en mares de fuego ardiente,

en volcanes que escupen hielo.

En lo más profundo del corazón.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com