Efecto Placebo

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
204 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Libros de ficción - Consulta las novelas y libros de ficción más populares de Amazon

Andaba en la ardua busca de temas para escribir y me topé con este, que tiene cosas interesantes, el llamado efecto placebo es una sensación de alivio, pese a tratarse de una sustancia inocua; más fácil de entender, una sustancia sin material activo que se da al paciente para convencerlo de que va a mejorar su cuadro sintomático con solo tomarlo, sin que él paciente tenga el conocimiento de lo que realmente está tomando, puede ser azúcar, arroz, agua pintada, etc... Es un engaño intencional del médico al cerebro para auto curarse.

Placebo tiene sus raíces en un verbo latino que significa “Complaceré”, la palabra por primer vez apareció en el diccionario medico 1785, definida como un método o una medicina banal. Dos ediciones más tarde, ya dándole vuelta al siglo, el placebo se había convertido en una medicina ficticia, supuestamente inactiva o inofensiva. En la actualidad se conocen con detalle los efectos de los placebos, tanto los positivos como los negativos.

El placebo no es para curar enfermedades reales, sino que sirve fundamentalmente para aliviar síntomas superficiales, como los de mi Tía Chole quien era hipocondriaca, ella no tenía ninguna enfermedad real, llegó a los 90 años pero siempre se estaba quejando de algo, más bien lo suyo era psicológico, creo yo por la edad a que llegó, para ella que le gustaba siempre platicar de sus achaques y que le gustaba estar tomando medicinas, para llamar la atención y tener tema de conversación.

No estoy defendiendo a nadie, ni quiero que se considere como algo insensible, pero esto no sería lo que descubrieron al anterior gobernador de Veracruz que supuestamente está suministrando sueros que no eran medicamentos sino agua, se me hace algo increíble que el señor este, haya planeado hacer eso para robar más, lo que me pregunto ¿no serían placebos que tenían para ciertos pacientes? ¿Tú qué opinas?

Según he estado leyendo el placebo también es muy usado en el control de investigaciones clínicas, en las que a unos pacientes se les da el medicamento con sustancia activa que se están evaluando y un placebo a otros, uno para ver qué tan benéfico es el medicamento y otra para que al hacer el estudio de los resultados, no estén influenciados subjetivamente por el evaluador, porque el que tiene el control de quienes son los que realmente lo tomaron no se lo da a conocer ni a los pacientes a prueba, como tampoco a los que realizaran las evaluaciones. Claro hay sus controversias en cuanto a utilizar este método para cierto tipo de investigaciones clínicas de neurología, para entender si se trata de una herramienta segura, confiable y, asimismo, indispensable para la medicina.

Actualmente solo se utiliza para investigaciones clínicas pero bueno yo tengo mis dudas, algún doctor viejo Lobo de Mar que lo haga con el suficiente conocimiento que es algo no peligroso y según su criterio una alternativa viable, se dice que para las enfermedades como el Parkinson, que es la que parece que eres bueno para azucarar los buñuelos por la temblorina, la depresión, la ansiedad y el dolor de espalda por estrés, hasta que creo yo que también con lo de la tan popular pastillita azul, que es mas falta de confianza en uno mismo, me imagino que el placebo se lo ponen azul puede dar mejores resultados psicológicamente para los pacientes. Como el chiste del cuate que llega a la farmacia a comprar una pastilla azul y la dependiente le pregunta si trae la receta y el comprador contesta “no traigo la receta pero aquí traigo al enfermo”, si le quiere echar un ojo clínico.

El paciente se puede sugestionar psicológicamente, pudiendo mejorar en el problema de varios padecimientos neurológicos, presión arterial, colesterolemia, la temperatura corporal y la frecuencia cardiaca. Lo que no se sabe bien a bien es cuál es la duración del efecto placebo, porque es un estímulo psicológico inducido por la administración de una sustancia inerte. Me pregunto yo si todos esos alimentos que nos venden que son naturales como los tés de matcha, el té verde, y otros, también nos están haciendo un bien, o si realmente los tés no tienen nada mágico sino lo están ofreciendo las recomendaciones que recibimos de la publicidad.

Al oír una entrevista de Joaquín Sabina dijo: “La salud es muy peligrosa para la salud”, se me hizo una frase muy ingeniosa y cierta porque muchas veces nos convertimos en fundamentalistas por cuidarnos tanto que terminamos haciéndonos daño, o dejamos de consumir algunas ingredientes que el cuerpo realmente necesita, pero por radicales los eliminamos totalmente.

La homeopatía, dicen, son “solo píldoras de azúcar” que no contienen ingredientes activos, por lo que los beneficios que digan tener los pacientes se deben sencillamente al efecto placebo, es decir, la gente cree que las pastillas les van a ayudar, y esta creencia por si sola desencadena un proceso de curación.

Lo contrario de placebo es nocebo, el cual aparece cuando las personas alojan expectativas negativas sobre los efectos de una terapia o un medicamento y eso puede llegar a empeorar la enfermedad y dificultar su curación. Si parece broma, los “nocebo” no quieren saber de curarse, prefieren seguir enfermos.

Los placebos pueden ser puros o inactivos e impuros o activos. Los puros o inactivos son sustancias inertes que no tiene acción farmacológica en el paciente, es el caso de los comprimidos o capsulas de lactosa utilizada en los ensayos clínicos. Los impuros o activos son sustancias con efectos farmacológicos potenciales, pero sin actividad específica para la condición tratada, como por ejemplo, el uso de una vitamina para tratar la fatiga no relacionada con la deficiencia de esta, el uso de antibióticos en el tratamiento de virosis y el uso de diuréticos para tratar la obesidad.

En el evangelio de San Juan se habla sobre un placebo cuando: Jesús le dice al enfermo “tu fe te ha curado”, la fe fue el placebo, así que ya sea un proceso místico de éxtasis, en el que la divinidad actúa a través de la persona, o simplemente un sentimiento de seguridad que elimina el nerviosismo y que el cuerpo mismo haga su trabajo sin los obstáculos de la tensión, no hay duda de que la fe tiene sus bondades. Puede ser cualquier religión en donde nos brinde tranquilidad para nosotros mismos curarnos y sentirnos mejor que cuando nuestra fe no era practicada, es el convencimiento por recomendaciones de que con el rayo de la fe, la mente misma sanara nuestro cuerpo.

Independientemente que este permitido o no, el placebo se ha estudiado y no ha dejado de sorprendernos cada vez más. Pero lo más raro es averiguar ¿porque un placebo caro es más efectivo que un placebo barato?, yo por lo pronto como aquel viejo comercial: todo el mundo debe creer en algo, yo creo que me voy a tomar otro alka seltzer.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.